Por Daniel Delgado / @ddjournalist

La Fundación Tierra Viva dijo que lo que más preocupa es el impacto ambiental, social y económico de este derrame petrolero. Para Bioparques hay que tener en cuenta este evento, como un aprendizaje de los efectos negativos que puede causar la explotación petrolera en Venezuela

Desde esta columna nos solidarizamos con las organizaciones ambientalistas en el tratamiento del derrame petrolero en Monagas, no con la intención de llevarlo al terreno político si hubo o no negligencia, sino con la responsabilidad que significa alertar a la población sobre las lamentables consecuencias para el medio ambiente y por ende para cualquier forma de vida que en él se manifiesta.

“Consideramos que muy por encima de la riqueza que obtiene el país con la evidente sobre explotación del recurso petrolero en áreas tan sensible como las fluviales y las lacustres, donde la recuperación de los daños resulta casi imposible de lograr aún a más largos plazos, debe privar la necesidad de garantizar la preservación de esa otra riqueza de la que depende la propia vida humana, como esa que representa la biodiversidad. Pues sacrificar la calidad del agua que consumimos, del aire que respiramos todos seres vivientes y del disfrute en general de todos los recursos que pone a nuestra disposición la naturaleza, de verdad constituye un precio demasiado caro para asumirlo sin protestar”, escribió en su página el colega Gilberto Carreño, periodista ambiental de dilatada trayectoria.

Para Alejandro Luy, Gerente General de la Fundación Tierra Viva lo que más preocupa es el impacto ambiental, social y económico de este derrame petrolero. “No precisamos información técnica sobre los planes de contingencia que ha activado el gobierno pero queremos advertir que después de la limpieza de aguas y suelos, es necesario un plan de monitoreo del agua, la fauna y la vegetación, de mediano y largo plazo. Igualmente instamos a las distintas instituciones del Estado, Fiscalía, Defensoría y Asamblea Nacional, a hacer las investigaciones sobre lo ocurrido”.

“Por las fotos que han circulado en las redes sociales, es evidente que el derrame fue muy grande y que no sólo el agua, sino también la fauna y flora de la zona deben haber sido gravemente afectadas. Es importante determinar cuál fue el impacto, como primer paso para mitigarlo. También para tener en cuenta este evento, como un aprendizaje de los efectos negativos que puede causar la explotación petrolera en Venezuela”, comentó Viviana Salas, coordinadora de la ONG Bioparques.

Hay que investigar

El Movimiento Ecológico de Venezuela se ha pronunciado igualmente sobre la necesidad de investigar a fondo el hecho y advirtiendo que en La Pica el derrame acabó con el morichal hasta la Laguna de Marchán. “Se está muriendo la fauna, allí sólo se colocó una barrera de recolección que no es suficiente para controlar las consecuencias de este tipo de incidentes que generará una grave caída en la producción agrícola y pecuaria, además de los problemas de salud para los habitantes de la zona”, dijo Manuel Díaz, secretario general de MOVEV.

El ex Ministro del Ambiente Arnoldo Gabaldon lanzó un alerta vía internet diciendo que “el fatal derrame de PDVSA en Monagas es el segundo más trágico del mundo con más de 140 k.m. Ya llegó al Río San Juan (Caripito) y va rumbo al Océano Atlántico. Los daños al medio ambiente son una tragedia con flora y fauna muriendo y los cultivos afectados por falta de sistemas de riego”.

Por su parte el presidente de la comisión ambiental de la Asamblea Nacional, Hiram Gaviria, solicitó investigar las causas del derrame de crudo en el río Guarapiche, en el estado Monagas, aunque consideró que se debió a la falta de mantenimiento de la industria petrolera.


En cifras

– 1.000 barriles es el equivalente del vertido de petróleo al río Guarapiche
– Entre 18 y 22 horas duró el derrame petrolero considerado uno de los más importantes en el mundo
– 208 cisternas para poder distribuir 2 millones 500 mil litros de agua diarios en las principales ciudades del estado
– 10 hectáreas de vegetación cubierta totalmente de petróleo, (100 mil m2 de terreno)
– 11 días se han cumplido desde el derrame petrolero

http://ecoscopioweb.blogspot.com

Sobre el Autor: Vicepresidente de la Fundación “Somos Margarita Verde”, Periodista de la Red Socio Ambiental de Nueva Esparta y de la Coalición Venezuela por las Ballenas y Delfines. Comunicador de dilatada trayectoria profesional, se ha desempeñado como periodista en el Diario del Caribe, Nueva Prensa de Oriente, Ultimas Noticias y El Nacional entre otros. Fundador del Periódico Comunitario Norte Franco. Premio Municipal de Periodismo “Pedro Manuel Vásquez” (2001). Alcaldía de Marcano, Mención Especial del Premio de Ecoeficiencia 2010 que otorga la ONG Vitalis.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.