El 22% de los ecosistemas terrestres colombianos está en estado crítico debido a factores que atentan contra su conservación, mientras el 21 corre peligro, alertaron investigadores del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Según científicos locales entre los parajes más amenazados sobresalen los bosques secos de la región caribeña y los humedales situados en la zona andina.

Clasificada entre los países de mayor biodiversidad, Colombia posee más de medio centenar de áreas protegidas y cinco Reservas de la Biosfera. Para identificar los riesgos a los que está sometido su vasto patrimonio natural y facilitar acciones conservacionistas, un grupo de expertos elaboró la primera lista roja de los ecosistemas terrestres del país.

faunasilvestrecolombia3

Víctimas de la minería ilegal

En la investigación participaron especialistas del citado ministerio, junto a estudiosos del Instituto Alexander von Humboldt. Tal evaluación incluirá en fases venideras a los espacios marinos, adelantaron promotores de las indagaciones en declaraciones a la prensa.

Al menos 10 especies de la fauna colombiana peligran actualmente por la proliferación de la minería ilegal, práctica que incide en el deterioro y pérdida de las moradas naturales de esas criaturas, advirtieron varios biólogos. Las faenas en busca de oro, coltán y otros recursos amenazan a variedades de quelonios como la tortuga laúd, la mayor hallada en el planeta.

El paso frecuente de las retroexcavadoras por la zona de Arcadi en el departamento de Chocó, aplasta sus nidos y compacta la arena, como resultado los recién nacidos no logran salir a la superficie, denunció Diego Amorocho representante del fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

deforestaciocolombia2

Destrucción del agua y la tierra

Venerados por antiguas culturas que los denominaban pescados con escudos, esos habitantes del océano están en peligro de extinción por la destrucción de sus hábitats y la caza indiscriminada. Los jaguares son otros de los animales perjudicados por las labores extractivas.

Particularmente en la serranía de San Lucas (Bolívar y Antioquia) esos felinos están en franca amenaza debido a la contaminación de las aguas con mercurio y cianuro, sustancias usadas para separar el oro del resto del material removido.

ranacolombiana9

Igualmente los osos perezosos reciben el impacto de la minería ilícita. Según cifras del Instituto de Hidrología y Estudios Ambientales, cada año desaparecen 90 mil hectáreas de bosques en la Amazonía colombiana y en las regiones andinas y del Chocó, donde habitan esos representantes de la fauna.

Al ser especies arbóreas, los perezosos permanecen afectados por la deforestación y fragmentación de las áreas boscosas. La alerta incluye igualmente a los loros andinos, al delfín rosado, al cocodrilo, armadillos, la nutria gigante, la rana dorada y a las dantas, precisó el diario El Colombiano.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.