Gran conmoción ha generado en Alemania y otros países de la Unión Europea la violencia brutal al que son sometidos unos monos y animales domésticos dentro de un laboratorio de pruebas científicas en Hamburgo. El video que muestra la magnitud del maltrato fue grabado por un trabajador en cubierto de las organizaciones Soko Tierschutz y Cruelty Free International (CFI) dentro del Laboratorio de Fraccología y Toxicología (LPT).

En el mismo se puede ver a los primates gritando de dolor. Hay también gatos y perros sangrando hasta morir, según recoge una publicación del portal Mirror. “En el video se ve a monos llorando como recién nacidos mientras cuelgan de arneses de metal atados a sus cuellos”, dice el medio de Reino Unido.

Brutal maltrato

Además, explican que cuando los animales no están siendo sometidos a dolorosas y brutales pruebas, los meten dentro de estrechas jaulas que los aturden y los dejan al borde del colapso debido al estrés que padecen. Friedrich Mülln de Soko Tierschutz dijo: “Los animales aún meneaban la cola cuando los llevaban para matarlos, los perros estaban desesperados por el contacto humano”.

En el video se aprecia la presencia de gatos encerrados, algunos de ellos con las patas notablemente dañadas, mientras de fondo se oyen maullidos de dolor. Asimismo, se ve cómo operarios les inyectan algo con una jeringa, mientras otro compañero sujeta a los animales. En las instalaciones también hay perros encerrados en jaulas rodeadas de charcos de sangre que se encuentran en un estado físico deplorable. Los operarios les suministran alguna sustancia por la boca, mientras los canes aúllan de dolor.

Agregó que “el peor tratamiento se mantuvo para los monos. La raza de macacos son primates pequeños y relativamente ligeros, que a menudo se usan para experimentos científicos con animales en LPT”. El video que fue publicado por activistas animalistas dura 8 minutos y muestra también el sufrimiento de animales domésticos como perros y gatos.

Según fuentes del CFI consultadas por el medio de Reino Unido, las pruebas involucran envenenar a los animales para ver qué cantidad de sustancias químicas o drogas se necesita para causar un daño grave, que sería una manera de medir el mismo impacto en los seres humanos. “Nuestra investigación ha descubierto un terrible sufrimiento animal, cuidados inadecuados, malas prácticas e infracciones de las leyes europeas y de Alemania”, dijeron los responsables de la denuncia.

Fuente: https://larepublica.pe, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.