El Roncalli Circus, un circo alemán que siempre ha mirado hacia el futuro, acaba de dar un paso más en la eliminación del maltrato animal y el tráfico de especies exóticas: han implementado en sus espectáculos unas pantallas holográficas con animales representados que interactúan con los malabaristas.

La unión de 11 potentes proyectores, con resolución de ultra alta definición, brinda a los espectadores una experiencia única. En los espectáculos de este circo se combinan tecnología y tradición con habilidad. Junto con las animaciones de elefantes, tigres, caballos y focas, decenas de artistas corporales y staff de producción crean un show único en su tipo.

Un circo libre de plástico

Fundado en 1976, Roncalli fue también el primer circo en actuar en la entonces Alemania Occidental. Desde entonces ha girado por todo el país sin parar con espectáculos que sorprenden a grandes y chicos. Después de los hologramas, el siguiente objetivo Bernhard Paul y André Heller, fundadores de la compañía, es hacer que su circo y sus espectáculos sean totalmente libres de plástico.

El Roncalli antes ya de por sí era consciente del problema del maltrato animal. Algunos de sus espectáculos con “animales” eran protagonizados por actores disfrazados, que agregaban un elemento divertido a los actos.

Los circos con animales pierden cada vez más adeptos debido al maltrato y la esclavitud a que son sometidos elefantes, jirafas, caballos, perros, felinos, fauna marina y otros. Los animales son entrenados con látigos, barras de metal con puntas de gancho (bullhooks), descargas eléctricas con picanas y otras armas además de ser privados de alimento. Al contrario de lo que los circos afirman, ellos no usan el “refuerzo positivo”.

Los tigres y leones son azotados o golpeados con el fin de “entrenarlos” a temer al entrenador y a no atacar. Los entrenadores utilizan ese mismo método para conseguir que realicen sus trucos.

Cuando los animales no están actuando o siendo entrenados, pasan la mayor parte de sus vidas en aislamiento. Son encadenados o enjaulados en pequeños lugares con apenas el espacio suficiente para poder darse vuelta. Es les causa problemas psiquiátricos, ansiedad y depresión.

Fuente: http://www.lr21.com.uy, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.