Los científicos encontraron que la zona de bajo o ningún oxígeno del golfo de México, que ocasiona la muerte de la vida marina, alcanzó este año seis mil 474 millas cuadradas.

Ese tamaño más grande de lo esperado fue causado por las fuertes lluvias en todo el mes de junio en la cuenca del río Mississippi, señaló en su sitio digital la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos.

 photo zonamuertagolfodemexico1.png

Exceso de nutrientes de la actividad agrícola

El tamaño medido esta vez -un área similar a Connecticut y Rhode Island juntas- es mayor que las cinco mil 52 millas cuadradas medidas el año pasado, lo cual indica que los nutrientes de ese afluente continúan afectando los recursos y hábitats costeros en el Golfo.

Las zonas muertas, también llamadas de hipoxia, son causadas por la llegada de nutrientes de las actividades humanas agrícolas y de otro tipo en la cuenca y están altamente afectadas por la descarga del río y las cargas de nitrógeno.

Esos nutrientes estimulan un crecimiento excesivo de las algas, que consumen el oxígeno necesario para mantener la vida en el Golfo. La región muerta del Golfo de México es la segunda mayor zona hipóxica causada por la influencia humana en el mundo. La hipoxia causa daños al hábitat y obliga el desplazamiento de los peces (incluyendo camarones y corvina) de sus zonas preferidas, y repercute en una disminución de la capacidad reproductiva de algunas especies.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.