Un equipo de científicos de Estados Unidos logró mediante manipulación genética que cabras produzcan en su leche seda de arañas.

La granja pertenece a la Universidad Estatal de Utah y es allí donde el profesor de genética Randy Lewis y sus colegas han logrado producir este material de “alto valor comercial” por su gran fortaleza y elasticidad de una forma poco natural.

ADN transplantado

La seda producida por las arañas está hecha de proteína. “Lo que hicimos fue tomar de las arañas el gen de la producción de seda y ponerlo en un segmento de ADN que copia exactamente las mismas secuencias de control de ADN en la cabra, de forma que la proteína en el gen que extrajimos sólo será elaborada en la ubre cuando la cabra produce leche”, explicó Lewis a la agencia internacional BBC Mundo .

Cuando se obtiene la leche, es preciso separar y filtrar por un lado los glóbulos de grasa y por otro la proteína. “Luego la concentramos, la precipitamos con una solución de sal y obtenemos proteína relativamente pura de seda de arañas, que puede hilarse”.

Las “cabras araña”, como se ha llamado a los animales, son ejemplo de un nuevo y polémico campo conocido como biología sintetica, un término amplio en el que se incluyen diversas formas de manipulación de ADN y fundamentalmente la introducción de nuevo material genético en un organismo.

Chalecos antibalas

“Hemos venido estudiando la seda de las arañas durante más de 20 años, pero el problema es que las arañas no pueden colocarse en granjas. Son animales caníbales, se comen unas a otras y son muy territoriales y además elaboran tipos diferentes de sedas”, explicó Lewis a BBC Mundo.

La sede de arañas es entre tres y cuatro veces más fuerte que el Kevlar, el material utilizado en chalecos antibalas, y es más elástica que el nylon. El material también podría utilizarse para la elaboración de bolsas de aire para vehículos, equipo deportivo y cuerdas de paracaídas.

Los investigadores esperan iniciar la “producción” en pocos días. Técnicas tradicionales de selección animal fueron utilizadas para llegar a una nueva generación con mayor rendimiento en la producción de leche.

Preocupación

Algunas organizaciones como Amigos de la Tierra y ETC Group en Estados Unidos han expresado preocupación por las posibles consecuencias futuras e imprevistas de la biología sintética.

En Estados Unidos, el trabajo de Lewis está regulado por la agencia sobre salud y medicamentos (FDA, Food and Drugs Administration), así como por el Departamento de Agricultura. La leche, por ejemplo, sólo puede ser utilizada para esta investigación y las cabras no pueden entrar en contacto con otros animales. Al morir deben ser incineradas.

Sin embargo Lewis sostiene que “Lo que hacemos no difiere de lo que realizaron los agricultores que comenzaron cruzando cabras hace siglos. En mi opinión es mucho peor lo que hacen los criadores de perros a veces, al cruzar un labrador con un animal mucho mas pequeño, en nuestro caso sólo hicimos un único cambio genético, sabemos exactamente cual es y cuáles son los resultados”.

Fuente: BBC Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.