[dropcap]E[/dropcap]xpertos vietnamitas pidieron esta semana más inversiones para minimizar el número de nacimientos de niños con deformaciones como consecuencia del llamado agente naranja regado por la aviación estadounidense durante la guerra de agresión contra el país indochino.

Le Ke Son, subdirector de la Administración ambiental de Vietnam, recordó que a partir de 1961 y durante una década, el 10% del territorio meridional recibió más de 18 millones de galones de dioxina, que es el nombre de este producto químico contaminante, cuyos trágicos efectos todavía padecen en la nación asiática.

 photo agentenaranja1_zpscc39b4a4.jpg

Millones de personas expuestas

El funcionario señaló que casi cinco millones de personas fueron expuestas, muchas de sus víctimas murieron y otros millones de descendientes sufren deformidades y enfermedades crónicas.

Por su parte, Nguyen Thi Luyen, ejecutivo del programa gubernamental que estudia los efectos del agente naranja, dijo que cada año se registran entre 22 mil y 30 mil nacimientos de bebés con severas limitaciones físicas, lo que representa el dos por ciento de las nuevas vidas.

Entre los defectos relacionados con personas expuestas a la dioxina, predominan los de naturaleza ósea con 42%, a los que siguen mutilaciones y síndromes de Down. Basados en estas estadísticas expertos sugirieron a las autoridades proveer más inversiones en tecnologías de diagnosis prenatal, y establecer una estrecha cooperación entre hospitales y laboratorios genéricos para la conducción de los estudios correspondientes.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.