De acuerdo con un estudio publicado en la revista arqueológica Antiquity, el excremento de llama fue la base sobre la que se desarrolló la sociedad inca.

Su autor, Alex Chepstow-Lusty, explicó que los incas se establecieron hace unos 2.700 años en la zona de Cuzco, donde está ubicada Machu Picchu, al dejar de ser cazadores recolectores y convertirse en agricultores.

Desarrollo clave de la sociedad

Chepstow-Lusty, del Instituto Francés de Estudios Andinos en Lima, Perú, dijo a la BBC que el desarrollo de la agricultura y el cultivo de maíz fue clave para el desarrollo de esa sociedad. “Los cereales crean civilizaciones”, agregó.

Junto a su equipo detectó una correlación entre la primera aparición de polen de maíz en el año 700 a.c. -que demostró que el cereal se podía cultivar a grandes alturas- y un incremento en el número de ácaros que se alimentaban de excremento animal.

Su conclusión fue que la “migración” masiva hacia la agricultura sólo fue posible gracias a un ingrediente fundamental: fertilizante orgánico; y mucho. En otras palabras, inmensas cantidades de excrementos de llama.

Fertilizante al alcance de una llama

Marcaccocha se encuentra junto a una antigua ruta de comercio, y las llamas que transportaban bienes entre la jungla y la montaña se detenían allí a beber y a “defecar en comunidad”.

“Esto proveía un fertilizante fácil de recolectar para las personas que habitaban las zonas de cultivo de los alrededores”, explicó Chepstow-Lusty. Cuando los incas pasaron de comer quinoa a ingerir maíz -que contiene más calorías- su sociedad creció en la zona de Cuzco.

Hoy la civilización inca, su imperio, ya no está; fue desintegrado por los conquistadores españoles que llegaron a la zona hacia el siglo XVI. Pero sus descendientes, los quechuas, todavía utilizan excrementos de llama como fertilizante y como combustible para alimentar el fuego con que cocinan.

Fuente: BBC, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.