España da un importante paso en la defensa de los derechos de los animales. De esta manera, los animales de compañía tendrán en España un estatuto jurídico diferente al de los bienes materiales y desde entonces serán considerados «seres vivos dotados de sensibilidad» y no se les considerará como cosas. Por lo tanto, a partir de este miércoles 5 de enero las mascotas serán miembros de la familia, según informa el diario La Vanguardia.

Este cambio se debe a una triple reforma legal del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil aprobada definitivamente por el Congreso de los Diputados el pasado 2 de diciembre y publicada el 16 de diciembre en el Boletín Oficial del Estado.

Dejarán de ser objetos

Entrará en vigor este miércoles porque, al no haber ninguna fecha de entrada en vigor, se aplicará la vacatio legis. Esto significa ante la ausencia de fecha, la entrada en vigor tiene lugar 20 días después de su publicación en el BOE: el 5 de enero.

Esta nueva norma reconoce a perros, gatos y otras mascotas como miembros oficiales de la familia y no objetos. Por lo tanto, tendrán un tratamiento legal diferente a la de cualquier objeto inanimado. Además, se prohíbe el abandono de las mascotas y no se les puede causar sufrimiento o dolor. Por otra parte, cuando se encuentre una mascota perdida se debe devolver a su legítimo dueño a no ser que se tengan indicios de que el animal haya sufrido maltratos. 

En lo que se refiere a la Ley Hipotecaria, los préstamos no podrán comprender a los animales domésticos ni tampoco podrán ser sujetos de embargo cuando así lo sea la vivienda. En cuanto a la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil, implicará que, tras un divorcio y si no hay acuerdo, un juez haga una asignación de custodia de la mascota «atendiendo al interés de los miembros de la familia y al bienestar del animal».

La ley no cubre a otras especies animales

En términos generales, la socialista Sandra Guaita subrayó que el texto refleja “la lucha contra el maltrato y la crueldad” en general. En este sentido, apuntó que «las violencias están relacionadas» por lo que aquellos que «son violentos con los animales también lo son con las personas». Todos los grupos parlamentarios votaron a favor de esta medida menos Vox, que votó en contra y considera que es un auténtico «disparate», y el PP, que se abstuvo.

Por su parte el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) criticó la falta de atención de otras especies por parte de la ley, centrándose en los animales de granja.

“A partir de ahora se reconoce a todos los animales como «seres vivos dotados de sensibilidad», pero se les seguirá aplicando el régimen jurídico de los bienes ‘en la medida en que sea compatible con su naturaleza’, conceptos muy indeterminados, ‘o con las disposiciones destinadas a su protección’. ¿Esto qué significa? Que, en la práctica, las modificaciones que se introducen afectarán básicamente a los animales considerados de compañía, dejando desprotegidos a todos los demás”, aseguran.

“De nuevo, el Gobierno se centra casi únicamente en estos animales y olvida al resto: los masacrados por los cazadores, los explotados y ejecutados por la industria ganadera, los maltratados y torturados en las plazas de toros, y muchos más”, concluye la organización animalista.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/, PACMA, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.