[dropcap]C[/dropcap]on el 97 % de sus 970 kilómetros cuadrados de arrecifes de coral seriamente dañados, Costa Rica anunció que se abocará a la creación de medidas jurídicas para proteger estos ecosistemas en un trabajo conjunto entre el Gobierno y organizaciones ambientalistas.

Según un estudio de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) presentado esta semana, los corales tienen un valor de 582 millones de dólares anuales para Costa Rica, producto de sus beneficios en pesca, turismo, investigación científica y en prevención de desastres naturales.

Corales en peligro2

Intervención humana

El viceministro de Aguas y Mares, José Lino Chaves, indicó en rueda de prensa que el país cuenta con insumos jurídicos suficientes para fortalecer la legislación relativa a los temas marinos, pero que ha faltado «voluntad política» para llevarlo a cabo, algo que, según él, ahora cambiará.

La asesora legal de AIDA, Haydée Rodríguez, explicó que países como Cuba, Honduras, México, Australia, Belice, Panamá, República Dominicana, Guatemala y Colombia cuentan con leyes específicas para proteger los arrecifes y que Costa Rica se ha quedado atrás.

Según el informe de AIDA, en Costa Rica las principales amenazas para los arrecifes son la sedimentación, el uso de fertilizantes que escurren hasta la costa y el turismo irresponsable en estas áreas. Rodríguez detalló que el país centroamericano, reconocido internacionalmente como una nación ecológica, tiene 62 especies de coral en sus aguas incluidas en la lista de la Convención sobre el Comercio Internacional de Flora y Fauna, que enumera las especies en peligro de extinción en el planeta.

En grave peligro

A nivel mundial, los corales están además en grave peligro por sobrepesca, la acidificación de los océanos y el cambio climático. La ambientalista llamó la atención sobre el valor económico de conservar los corales a nivel mundial. Por ejemplo, solo para la industria de la pesca comercial, los arrecifes, en su condición de espacios para el desove y alimentación de especies, representan ganancias por 380.000 dólares por kilómetro cuadrado al año.

En el caso de la protección contra desastres naturales, porque los arrecifes actúan como barreras naturales contra tsunamis, el valor global es de 18 millones de dólares por cada kilómetro cuadrado de coral. Además, las visitas y el buceo en cada kilómetro cuadrado de coral genera 100 millones de dólares al año, según el informe de AIDA.

Rodríguez detalló que las propuestas jurídicas que se impulsarán en Costa Rica incluyen la prohibición de anclaje en arrecifes, la prohibición para construir o dragar estas áreas, así como para extraer los corales. Además, se promoverá el uso de la agroecología y se establecerá un sistema de seguimiento para medir la efectividad de estas disposiciones.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.