El 86 por ciento de las especies de pequeños cetáceos están amenazadas por las capturas accidentales durante la pesca, lo que causa la muerte de unos 300.000 ejemplares al año, según un estudio de la Convención de Especies Migratorias de la ONU.

El estudio comenzó en el 2001 con el propósito de estudiar a los pequeños cetáceos desde el punto de vista taxonómico y científico, así como para describir las amenazas a las que se enfrentan para así promover su protección.

Amenazas en aumento

Una década más tarde (2010), se realizó una nueva evaluación y de la comparación de los resultados obtenidos con una década de diferencia se observa que la situación en la que se encuentran estas especies ha empeorado significativamente y se han incrementado las amenazas.

De los resultados se desprende que incluso una especie como los delfines de río, comunes en Asia y Sudamérica, están al borde de la extinción, pues son los primeros en sentir “el impacto humano”.

“Son las especies más sensibles porque viven en las zonas más contaminadas, tienen un hábitat muy reducido y por tanto más frágil y suponen la señal de alerta de lo que podría llegar a suceder a otras especies más oceánicas si no cambia la tendencia. Son un poco como los canarios que se utilizaban para detectar el gas en una mina”, afirma el investigador español Javier Almunia.

Ausencia de protección

El problema viene dado porque los pequeños cetáceos -delfines, zifios, orcas, marsopas, calderones o cachalotes, entre otros- no cuentan con una protección internacional, a diferencia de la comisión ballenera internacional, siendo presa fácil para las capturas en aguas internacionales.

Por ello la Convención de Especies Migratorias pretende que los países se pongan de acuerdo para proteger a los pequeños cetáceos, una cuestión que por ahora depende de la sensibilidad de cada país y que provoca que aún haya caza de delfines en Japón o de ballenas piloto en las islas Feroe.

“La contaminación de origen humano en el mar afectaba hace diez años al 56 por ciento de los pequeños cetáceos mientras que en 2010 ya alcanzaba al 67 por ciento”, señala el investigador.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.