[dropcap]8[/dropcap] países de Asia y África, todos ellos claves en el tráfico ilegal de marfil, se han comprometido con una serie de medidas para detener este delito internacional, cuya incidencia ha aumentado de manera alarmante con episodios recientes de matanzas de elefantes en áreas supuestamente protegidas.

El organismo que gestiona la Convención Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna (CITES), que tiene su sede principal en Ginebra, informó en mayo que China, Kenia, Malasia, Filipinas, Tailandia, Uganda, Tanzania y Vietnam le han presentado sus planes urgentes para detener ese tráfico y proteger a los elefantes.

marfiltailandia4

Implementación de medidas

Los planes de esos ocho países -identificados como de origen, tránsito o destino del marfil ilegal- incluyen periodos concretos de implementación de las medidas, las que deberán estar aplicándose para julio del próximo año.

CITES señaló que los países que deben adoptar acciones prioritarias para contener el comercio ilegal de marfil son Camerún, Congo-Brazaville, República Democrática del Congo, Egipto, Gabón, Mozambique y Nigeria.

A ellos se les pidió tomar medidas este mismo año, a pesar de lo cual todavía no presentan sus planes para ello. Se cree que cantidades indeterminadas de marfil son intercambiadas por dinero, armas o municiones, que luego son utilizadas en los distintos conflictos que se registran en África.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.