La contaminación es el mayor problema que enfrentan las playas estadounidenses al ser la causa del 70 % de cierres y advertencias sanitarias, según un informe del Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC).

Los días de cierre y advertencias en las playas de Estados Unidos registraron en 2010 su segundo nivel más alto en dos décadas, al alcanzar las 24.091 jornadas, lo que representa un aumento del 29 % respecto al año anterior.

Razones (des)conocidas

Estas cifras se deben en buena medida a las fuertes lluvias que sufrió Hawai, a la contaminación por razones no identificadas en California y al petróleo derramado en las playas del Golfo de México como consecuencia del vertido de BP el año pasado.

No obstante, la principal fuente de contaminación de las aguas a nivel nacional es la escorrentía (lámina de agua que circula sobre la superficie en una cuenca de drenaje) y los estados con los índices más altos de contaminación en 2010 fueron Luisiana (37 %), Ohio (21 %), y Texas (16 %).

Aunque la mayoría de las advertencias, los cierres y las notificaciones relacionados con el petróleo cesaron a finales del año pasado, los equipos de limpieza del crudo siguen trabajando e interfiriendo con el acceso a algunas playas de Alabama, Luisiana, Florida y Misisipi.

Desde el inicio del vertido, en abril de 2010, hasta el pasado 15 de junio, se han registrado un total de 9.474 días con avisos, advertencias y cierres relacionados con el petróleo en las playas de la costa del Golfo de México.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.