Siete rinocerontes negros, una especie en peligro de extinción, fueron envenenados o abatidos a tiros por cazadores furtivos en las dos últimas semanas en Zimbabue, según informó la Dirección de Parques Nacionales.

De los siete animales, cinco fueron cazados en el Parque Nacional de Matopos, en el suroeste del país, y dos más en el Ruware Ranch, una reserva privada en el sureste, según dijo Vitalis Chadenga, director general de Parques Nacionales.

300 ejemplares muertos desde el 2000

Según él, los furtivos están bien equipados y trabajan con bandas internacionales, que venden los cuernos de estos animales en países de Asia, donde aún se consideran una poderosa medicina y alcanzan precios muy elevados. El año pasado, al menos 22 rinocerontes blancos y negros murieron debido a la caza furtiva en Zimbabue, mientras que desde 2000 se calcula que el país ha perdido por ese motivo al menos 300 ejemplares.

En Zimbabue quedan alrededor de 700 rinocerontes, de ellos unos 200 negros, y la Policía y el Ejército tratan de reforzar la seguridad de los parques para evitar su caza furtiva, según Chadenga. En Sudáfrica, las autoridades informaron de que en 2010 fueron sacrificados ilegalmente más de 300 de estos animales para quitarles los cuernos.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.