Pescadores furtivos exterminaron una barrera de coral de unas 7.000 hectáreas al sur de Filipinas tras arrancar más de 21.000 corales negros y matar 161 tortugas protegidas y otras especies marinas, informó la prensa local.

“Es como si hubieran talado un bosque entero, todo el arrecife ha sido esquilmado, es el doble de la superficie de Manila”, indicó al periódico “Philippine Daily Inquirer” Ludivina Labe, bióloga de la Oficina de Pesquerías y Recursos Acuáticos.

Crimen sin sentido

Labe señaló que una de las tortugas arrasadas en la costa de la provincia de Cotabato por los furtivos hace dos semanas tenía entre 80 y 100 años. “El Golfo del Moro y el Mar de Joló están considerados como áreas de arrecifes sin explorar, pero después de ver esta colección vemos que también han sido atacadas”, dijo.

Por su parte, el director de la Policía Aduanera, Nestorio Gualberto, afirmó que uno de los traficantes detenidos se ha mostrado dispuesto a identificar a la persona que financió la operación y a algunos de los cazadores.
Triángulo de coral

La Policía interceptó a los contrabandistas en Mayo y recuperó 149 paquetes que contenían 21.169 corales negros conocidos como gorgonias y otros 15 fardos con 196 kilos de otro tipo de coral.

Filipinas pertenece al llamado Triángulo de Coral, un área de entre 5 y 7 millones de kilómetros cuadrados limitada por Indonesia, Malasia, Papúa Nueva Guinea, las Islas Salomón y Timor Oriental, que contiene el 75% de las especies de coral del planeta.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.