Hace 50 años, Ham se convirtió en el primer chimpancé en viajar al espacio, a bordo de la nave ‘Mercury Redstone’. El viaje duró 16 minutos y medio y se adelantó al del primer humano, el ruso Yuri Gagarin.

El 31 de enero de 1961, Ham colocaba su nombre junto al de la perrita Laika como uno de los animales más famosos que han viajado al espacio.

El viaje

El nombre de Ham es el acrónimo del laboratorio donde recibió el entrenamiento necesario antes de partir, el Hollomans’Aero-Medical. El chimpancé había nacido en Camerún en julio de 1957, desde donde lo trasladaron a la base de la fuerza área de Holloman en Nuevo México (EEUU) en 1959.

Ham experimentó 6,6 minutos de ingravidez durante los 16 minutos y medio que duró su viaje, elevándose a 253 km con una velocidad de 9.426 km/h aproximadamente.

De regreso, el chimpancé aterrizó en el Océano Atlántico a más de 95 km del barco que le recogería. Un examen médico posterior dictaminó que, aunque Ham estaba cansado y deshidratado, su estado de salud general era bueno.

«Larga vida»

Tras su periplo espacial y detallados estudios médicos, en 1963 Ham fue a vivir al Zoo de Washington, donde permaneció hasta septiembre de 1980 cuando se trasladó al Parque Zoologico de Carolina del Norte en Asheboro, lugar en que falleció en enero de 1983.

El primer animal que participó en una misión espacial fue el mono Albert I el 11 de junio de 1948. Desde entonces, otros monos, chimpancés, ratones o conejos sirvieron a los científicos de EEUU y la URSS en sus investigaciones para conseguir que el hombre pudiera viajar al espacio.

En 1957, el año en el que nació Ham, el Sputnik 2 ruso partía con la perra Laika a bordo. El animal viajó en un habitáculo de metal y falleció a las pocas horas del despegue debido al estrés y altas temperaturas.

Fuente: El Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.