Las autoridades de Aduanas de Panamá decomisaron 421 kilos de aleta de tiburón martillo, una especie en peligro de extinción, procedentes de Ecuador y con destino a Brooklin (Nueva York, EE.UU.), informó una fuente oficial.


El cargamento fue detectado este jueves en la sección de carga del Aeropuerto Internacional de Tocumen, con una guía que indicaba que era “pescado seco”, dijo a los periodistas la jefa de la Autoridad Nacional de Aduanas (ANA), Gloria Moreno de López.

Crimen ecológico

La funcionaria señaló que el comercio de aletas de tiburón martillo es un “crimen” ecológico, ya que es una especie protegida por convenios internacionales y en peligro de extinción.

Los catorce bultos que contenían las aletas de tiburón serán entregados a la Autoridad de los Recursos Acuáticos (ARAP) de Panamá, señaló la directora de la ANA.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.