Una veintena de incendios forestales arrasó con casi 40 mil hectáreas en las últimas 72 horas en el centro sur chileno, considerado zona de catástrofe en varios puntos de su geografía.

La mayor emergencia se vive en la región del Biobío, a 500 km al sur de Santiago, sobre la comuna de Quillón, donde se registran cuatro siniestros activos, con 21.300 hectáreas arrasadas.

Zona de catástrofe

El fuego destruyó más de 100 viviendas, motivó la evacuación de 500 personas y quemó una planta de paneles de la empresa Celulosa Arauco. Un hombre de 75 años murió al negarse a abandonar su hogar. El incendio, que se inició el fin de semana, tomó fuerza allí en las últimas horas debido al fuerte viento y las altas temperaturas que se registran en la zona.

Debido a la magnitud del siniestro, las autoridades declararon a esta región ‘zona de catástrofe’, lo que permitirá destinar recursos para ayudar a los afectados. En la vecina región del Maule, a unos 400 km al sur de Santiago, se registran un total de 2.820 hectáreas consumidas por cinco incendios activos.

Mientras tanto, en el del parque nacional Torres del Paine, el primero de esta serie de incendios y que se inició hace seis días, el número de hectáreas afectadas llegó a 13.306, con cuatro de los seis focos activos controlados, según informó el lunes el presidente Sebastián Piñera.

Tragedia ambiental

Por su parte organizaciones ecologistas chilenas calificaron de tragedia medioambiental el incendio en el Parque Nacional Torres del Paine, considerado un ícono del patrimonio natural y del turismo de este país. El Consejo de Defensa de la Patagonia (CDP) y parlamentarios de la oposición opinaron que faltó celeridad en la respuesta gubernamental frente a la magnitud del siniestro, que a consumido miles de hectáreas de bosques nativos.

Peter Hartmann, de la secretaría del CDP, dijo que lo ocurrido es señal de la escasa preocupación que hay en el país con respecto a las áreas protegidas y parques nacionales, incluidos los patagónicos.

Ola de calor

El senador del Partido Socialista Pedro Muñoz estimó asimismo que las brigadas contra incendio tardaron en desplazarse hacia Torres del Paine, situado en la región de Magallanes y Antártida, a más de tres mil kilómetros de Santiago.

Muñoz apuntó, no obstante, que la propagación de las llamas ha estado favorecida también por las condiciones topográficas y climáticas del lugar: paisaje montañoso de difícil acceso, rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora y vegetación altamente combustible.

La semana pasada el presidente, Sebastián Piñera, declaró zona de catástrofe el Parque Torres del Paine y llamó a la ciudadanía a extremar las precauciones para evitar desastres similares. El jefe de Estado recordó que Chile está viviendo una ola de calor, lo que propicia las condiciones para la extensión de incendios forestales.

Fuente: AFP, Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.