Al menos 24 crías de delfín han aparecido este año sin vida en las costas de Alabama y Mississippi, en Estados Unidos,  lo que alarmó a científicos y autoridades que monitorean la salud del Golfo de México.

Esta cifra de pequeños delfines sin vida es diez veces mayor del promedio registrado en esta época del año, además de que otros seis delfines adultos también llegaron sin vida a las costas de los estados sureños de Estados Unidos.

Fenómeno poco común

En enero de 2009 y 2010 no se reportaron encallamientos de crías, comparadas con las cuatro encontradas en enero, dijo el Instituto de Estudios de Mamíferos Marinos (IMMS, por sus siglas en inglés). Durante febrero de los años pasados sólo se encontró una cría.

Blair Mase, quien coordina la vigilancia de encallamiento de mamíferos de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, por sus siglas en inglés), dijo que “no es común encontrar a esta altura del año especímenes tan jóvenes. Cuando comparas las cifras, es un número bastante alto junto a los otros años”.

Preocupación

Han habido unos 13 eventos de muertes inusuales que involucraron a delfines en el Golfo de México desde 1991, explicó la investigadora, y añadió que los mamíferos son particularmente susceptibles a brotes de algas dañinas, enfermedades infecciosas, a cambios de temperatura y ambientales, así como al impacto de los humanos.

Después de la explosión de la plataforma Deepwater Horizon en abril del año pasado, donde perdieron la vida 11 trabajadores y que causó el peor derrame de crudo en la historia de los Estados Unidos, ha habido una especial preocupación sobre su impacto al medioambiente.

A ninguno de los delfines se les encontró petróleo, y Mase dijo que las autoridades no están proporcionado información sobre la causa de la muerte de las crías. Pero la principal preocupación es que la temporada de encallamientos aún está por comenzar, de acuerdo al IMMS.

Fuente: CNN, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.