Una cacería anual en una comunidad rural de Nueva Zelanda abatió, en su vigésima edición, a 22.904 “conejos de Pascua” a pesar de las críticas de los defensores de los animales, informaron medios locales. La “Gran Cacería del Conejo de Pascua” es un evento que se organiza cada año para ayudar a los granjeros de la región de Otago, al sur de Nueva Zelanda, a combatir la plaga de roedores que arrasa con sus pastizales.

La denominada Brigada Beis Manada de Lobos, que mató 1.664 conejos, se impuso sobre otros 46 equipos que participaron en esta contienda celebrada entre el viernes y el sábado pasado ganando más de US$ 2.000, publicó el diario Otago Daily Times.

Incitación a la crueldad

La cacería recibió las críticas del portavoz del grupo proteccionista Safe, Hans Kriek, según el cual, el evento incita a la crueldad ya que muchos de los cazadores no tienen experiencia y participan en este tipo de matanzas en un “ambiente festivo”.

“Se puede cometer cualquier atrocidad contra los animales en el nombre de la cacería y se incumple la ley. Es una locura porque los animales salvajes sienten el mismo dolor que uno doméstico”, señaló Kriek.

Durante la veinte ediciones de esta cacería se han erradicado más 225.000 conejos, animales introducidos en Nueva Zelanda a partir de 1830 como alimento y para fines deportivos, pero que con el transcurso de los años se convirtieron en una plaga. Los granjeros gastan unos 50.000 dólares anuales en el control de plagas, una inversión que incluye la compra de armas y municiones, así como veneno y trampas.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.