“No hay petróleo en el Ártico” Es el comunicado de Greenpeace al informar que la empresa Cairn tendrá que cerrar un pozo seco en el mar de Groenlandia, el Delta 1. El problema que revela la organización ambientalista es que van 225 mil toneladas de productos químicos arrojados al mar durante el año.

“¿El resultado hasta ahora?” Se pregunta Greenpeace.- “Es una compañía que vale mucho menos de lo que era hace seis meses, y el entorno natural es menos original y más contaminado de lo que lo encontraron”, advierte.

Contaminación desproporcionada

Cairn está perforando en el Ártico en busca de petróleo y vertió estas 225 toneladas de químicos lo que significa una contaminación muy alta con un total que supera lo utilizado por las empresas petroleras de Noruega y Dinamarca juntas. Los productos utilizados pertenecen a una lista definida por la organización Oslo y Paris para la Protección del Medio Marino del Atlántico del Nordeste (OSPAR) donde se indica que deben ser sustituidos por otros.

“El medio ambiente, en este caso, es uno de los más prístinos y frágiles y vulnerables en el mundo – el hogar de la fauna silvestre que incluye casi toda la población de Narwhal (cetáceo del Ártico y Atlántico Norte) del mundo, así como la ballena azul, colonias de aves marinas y los osos polares”, informó Greenpeace esta semana.

La población de Narwhal está en peligro

Hora de actuar

“A veces, hablar no es suficiente. A veces la gente necesita levantarse y actuar. La industria petrolera en toda la historia muestra una falta de respeto a las personas y el medio ambiente. Ahora aquí en el norte helado lo están haciendo de nuevo. Cairn no se preocupa por el Ártico o la gente que vive aquí”, señala Greenpeace.

Cairn ha gastado cerca de 600 millones de dólares en una búsqueda sin resultados en el mar de Groenlandia. Aún así la empresa planea seguir con sus pozos restantes.

Fuente: La Gran Época, Agencias
original de lagranepoca.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.