La aduana brasileña interceptó en el puerto de la ciudad de Río Grande un contenedor con 22 toneladas de basura doméstica proveniente de Alemania y que deberá ser devuelto al país europeo, informó el Instituto Brasileño del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Ibama).

La entidad fiscalizadora indicó en un comunicado que la carga de basura salió del puerto alemán de Hamburgo con documentación legal como si se tratase de astillas de polímeros de etileno y residuos de procesos industriales que son reutilizados por empresas de reciclaje en Brasil.

Los agentes de la aduana, acompañados por fiscales del Ibama en el sureño estado de Río Grande do Sul, descubrieron el 3 de agosto que la carga era compuesta por embalajes de productos de limpieza, pañales desechables y otros residuos contaminados.

Multas millonarias

La transportadora Hanjin Shipping fue multada por el Ibama con 1,5 millones de reales (unos 854.000 dólares) y notificada para que devuelva el contenedor a Alemania en un plazo máximo de diez días.

La empresa importadora Recoplast Recuperaçao e Comercio de Plástico, con sede en Esteio (Río Grande do Sul), recibió una multa de 400.000 reales (unos 228.000 dólares), por importar «residuos sólidos domiciliarios de origen extranjero y productos peligrosos para la salud pública y el medio ambiente», según el Ibama.

La compañía china Dashan, de Hong Kong, fue la encargada de transportar la carga desde Hamburgo y, según sus documentos, el material provenía de la República Checa.

El Ministerio Público Federal de Brasil ordenó en julio del año pasado la devolución al Reino Unido de los contenedores con la basura doméstica que llegaron entre febrero y mayo a los tres puertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.