Concluido el 2011, dedicado por la ONU a los Afrodescendientes, los Bosques y la Química, el mundo entró en el 2012 en el Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos.

Esa denominación fue decidida por la Asamblea General en diciembre de 2010 con el propósito de profundizar la conciencia sobre la importancia de abordar los problemas energéticos y el acceso a los servicios de energía.

Desarrollo sostenible

El tema abarca también lo relativo a la eficiencia energética, la sostenibilidad de las fuentes y el uso de la energía, con vistas a un aseguramiento del desarrollo sostenible y la protección del clima mundial. Todos esos puntos ocuparán lugares destacados en las discusiones de la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible (Río+20), prevista en la ciudad brasileña de Río de Janeiro, en junio próximo.

Y todo ello está vinculado a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, acordados en el 2000 para erradicar en 15 años la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal y promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer.

Miles de millones no tienen acceso

Para la ONU, la falta de acceso a la energía no contaminante, asequible y fiable obstaculiza el desarrollo social y económico, y constituye un obstáculo importante para el logro de los Objetivos del Milenio. Según datos oficiales, mil 400 millones de personas carecen de acceso a la energía moderna y tres mil millones dependen de la biomasa tradicional y el carbón como sus principales fuentes para cocinar y la calefacción.

Para los expertos de Naciones Unidas resulta primordial invertir recursos para abrir opciones de tecnología energética menos contaminante y adaptada al cambio climático. La organización mundial desarrolla una iniciativa titulada Energía Sostenible para Todos con la participación de agencias de la ONU, gobiernos, el sector privado y asociados de la sociedad civil en todo el mundo.

La idea tiene tres objetivos clave para 2030: garantizar el acceso universal a servicios energéticos modernos, reducir la intensidad energética mundial en un 40 por ciento e incrementar el uso de la energía renovable a nivel mundial al 30 por ciento.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.