Hasta dos tercios del hielo de los glaciares de la cordillera del Himalaya se perderán para 2100 si no se reducen las actuales emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. En el Himalaya, un sistema montañoso que se extiende por Bután, Nepal, China, India y Pakistán y cuyo nombre significa en sánscrito morada de la nieve, los ríos alimentados por los glaciares proporcionan agua a más de mil millones de personas para la producción de alimentos y la energía hidroeléctrica.

India y Nepal, en particular, dependen del agua de deshielo para amortiguar las sequías estacionales antes del monzón de verano. Nuevos datos de los satélites permitieron a los investigadores medir los cambios en el volumen de las masas de hielo en un período de 40 años, reflejó un artículo que publicó el portal The Third Pole.

Se debe mantener el calentamiento global bajo control

Las investigaciones muestran que la pérdida de hielo de los glaciares del Himalaya se duplicó en los últimos 20 años y es similar al ritmo a nivel mundial. Aunque se pensaba que las altitudes extremas los protegían del cambio climático, ahora se sabe que las altas montañas se están calentando dos veces más rápido que el resto del planeta.

Los glaciólogos lograron modelos informáticos para proyectar cómo cambiarán los glaciares en el futuro. Los expertos indicaron que entre un tercio y la mitad del hielo de los glaciares del Himalaya se perderán para 2100. Y si no se actúa para mantener el calentamiento global dentro del objetivo del Acuerdo de París de 1,5 grados Celsio entonces hasta dos tercios de los glaciares se perderán en el mismo período.

Si bien el debilitamiento del monzón de verano y la contaminación atmosférica afectan la esperanza de vida de los glaciares, el aumento de las temperaturas mundiales hacen que se reduzcan más. Estas predicciones afectan a mil millones de personas que dependen de los ríos alimentados por los glaciares para obtener agua en la primavera, al comienzo de la temporada agrícola.

A medida que los glaciares disminuyen, las sequías son cada vez más frecuentes antes de las lluvias de verano, lo cual ejerce una intensa presión sobre las poblaciones de Asia meridional y central. Para evitar una crisis humanitaria, el mundo debe mantener el calentamiento global dentro de un rango que limite la pérdida de los glaciares, apuntó la fuente.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.