La ONU lanzó este lunes un esfuerzo global para forjar un tratado histórico que frene la contaminación plástica, una «epidemia» con costos crecientes para el ambiente y la salud humana. Se espera que más de 100 naciones acuerden un plan para un tratado sobre desechos plásticos durante tres días de conversaciones en persona en Nairobi y deliberaciones virtuales.

El organismo supremo de la ONU para el medio ambiente se hizo eco de que ahora se había encontrado plástico en las playas más remotas, en el aire y el suelo, y dentro de pequeños peces y en el torrente sanguíneo humano. “La contaminación plástica se ha convertido en una epidemia propia”, dijo el ministro de clima y medio ambiente de Noruega, Espen Barth Eide, quien preside la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA) de esta semana.

Bomba de tiempo

Un tratado legalmente vinculante para combatir la crisis sería el mayor beneficio para el planeta desde el acuerdo climático de París de 2015, dijo la jefa del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Inger Andersen. «El mundo está atento a lo que harán los estados miembros en los próximos días», dijo Andersen a la asamblea.

Greenpeace África dijo que la basura plástica era «una bomba de relojería mortal» y que una respuesta global acorde con la escala del problema era «no solo crítica sino no negociable». Los negociadores internacionales discutieron un borrador del marco del tratado en los días previos a la UNEA, el organismo de toma de decisiones de más alto nivel del mundo para el medio ambiente.

Se espera que los estados miembros de la ONU en Nairobi adopten una resolución el miércoles que crearía un comité de negociación intergubernamental para finalizar el acuerdo. Ese proceso podría tomar otros dos años por lo menos. Andersen dijo que hubo una oleada de apoyo público para la acción sobre el plástico y que era fundamental que las naciones cumplieran con las expectativas.

Hay optimismo, pero….

Eide dijo que era «bastante optimista» de que los miembros de la ONU llegarían a un fuerte consenso, a pesar de los intercambios verbales en la asamblea entre los delegados de la UE y Rusia sobre la invasión de Ucrania. «En tiempos como estos, es particularmente importante que el sistema multilateral demuestre que puede cumplir. Esta situación no debería impedirnos continuar el trabajo muy importante para actuar realmente por la naturaleza”, dijo.

Los gobiernos han estado bajo presión para apoyar un tratado que aborde la contaminación a lo largo de todo el ciclo de vida del plástico, desde su origen como materia prima, principalmente a base de petróleo y gas, hasta su uso sostenible, reciclaje y eliminación segura.

Andersen dijo que el borrador ante los estados miembros de la ONU abordó este aspecto, así como las demandas de que un tratado sea legalmente vinculante, contenga un mecanismo de monitoreo y consagre el financiamiento para los países más pobres.

«Con un apoyo tan amplio de los gobiernos, las empresas y la sociedad civil, esperamos que la UNEA adopte una decisión que confirme que habrá un tratado sólido y legalmente vinculante», dijo Eirik Lindebjerg del grupo mundial de conservación WWF.

Por ahora algunos fabricantes de plástico expresaron su apoyo general a un tratado, pero se resistieron a los llamados a límites de producción o la eliminación gradual de ciertos artículos de un solo uso. Menos del 10 por ciento de los 460 millones de toneladas de plástico producido en 2019 se recicló, según la OCDE, y la mayoría terminó en vertederos o en los océanos.

Fuente: https://phys.org, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.