Diez países presionan a la Unión Europea para que la emisión de gases contaminantes sea cero en 2050, un objetivo ambicioso para salvar al clima. También exigen que se revise el objetivo a corto plazo de la UE para que la Unión reduzca las emisiones en al menos un 40% para 2030.

Así lo solicitaron los ministros de medio ambiente de diez países europeos, en una carta enviada a la Comisión de la UE, lidiando con la preparación de la estrategia de reducción de emisiones a largo plazo, que se espera la próxima semana, el 28 de noviembre.

Necesaria transición

La carta firmada por el Ministro de Medio Ambiente italiano, Sergio Costa, y sus colegas en Dinamarca, Finlandia, Francia, Luxemburgo, Holanda, Portugal, Eslovenia, España y Suecia, invita a la Comisión que tenga en cuenta el informe de Ipcc/ONU sobre la importancia de limitar el calentamiento global a 1,5 grados respecto a los niveles preindustriales.

Por esto, escribieron los ministros, “animamos a la Comisión a indicar una clara dirección” hacia emisiones cero en 2050 y a reflexionar sobre la “coherencia del actual objetivo de reducción de las emisiones de gas del efecto invernadero en Europa de al menos del 40% en 2030”. La propuesta sobre las emisiones en 2050, concluye la misiva, “debería examinar las consecuencias de la no acción y confrontar con los impactos positivos de una transición ecológica ambiciosa” para la ocupación, calidad de vida y de aire, salud humana y biodiversidad.

La carta es un intento de empujar al Ejecutivo de la UE a considerar los objetivos más ambicioso entre las tres opciones sobre las cuales se está razonando desde octubre: la reducción del 80% de las emisiones para 2050, cero emisiones netas (equilibrio entre las emisiones antropogénicas y la absorción de los gases del efecto invernadero) al 2070 y cero emisiones netas para 2050.

Ambiciosos objetivos

Y aquí es que los ministros de los países “voluntariosos por el clima” buscan hacer presiones sobre la Comisión para que adopte el tercer escenario. “La carta aumentará la presión sobre la Comisión para elegir el objetivo para alcanzar las emisiones netas cero para 2050, respecto a las otras dos opciones, terriblemente inadecuadas -comentó Wenderl Trio, director de Acción por el Clima Red Europa- para mantener el incremento de las temperaturas globales por debajo de 1,5 grados centígrados, la UE debe aumentar significativamente también sus objetivos a largo plazo y de 2030”.

Pero los objetivos de 2030 también son difíciles de actualizar, incluso porque están estrechamente vinculados a un rompecabezas de regulaciones, desde el Sistema ETS hasta el transporte y las emisiones agrícolas, desde objetivos de eficiencia energética a aquellas de las de energías renovables, que solo en esta semana están alcanzando una forma definitiva.

Por supuesto, la Comisión es consciente de que los objetivos climáticos decididos en los años de la crisis económica pueden requerir una actualización. Pero por ahora solo existe la conciencia de poder superar el 40%, como declaró el comisario del clima Miguel Arias Canete en junio. De la posibilidad de hacerlo a escribirlo en el reglamento, el paso podría ser demasiado largo.

Fuente: Fuente: http://www.ansalatina.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.