Cerca de 10.000 personas entre voluntarios, bomberos, policías, guardacostas e incluso dotaciones de la marina estadounidense participaron ayer en un gran simulacro de terremoto en Tokio realizado en sus principales estaciones de metro.

El ensayo, que tuvo lugar casi un año después del devastador terremoto que dejó casi 20.000 muertos en el noreste de Japón, comenzó a las 10.00 hora local (01.00 GMT) y simuló un terremoto de 7,3 grados en la escala abierta de Richter.

Preparándose para lo peor

Solo en la céntrica estación de metro de Shinjuku, una de las más transitadas del mundo, la maniobra reunió a unos 5.000 voluntarios, mientas que otras 2.500 personas participaron en la estación central de Tokio y en la norteña de Ikebukuro.

En la maniobra tomaron parte también unas 140 empresas, que instruyeron a sus trabajadores sobre cómo reaccionar en caso de una evacuación masiva y abrieron las puertas de sus instalaciones para convertirlas por unas horas en refugio de cientos de «afectados».

Algunos estudios han advertido que tras el terremoto de 2011 ha aumentado hasta en un 70% la probabilidad de que se produzca en la capital nipona un gran sismo de unos 7 grados Richter en los próximos cuatro años.


Medidas generales

Además de estos simulacros, para reforzar su preparación ante este tipo de catástrofe, Tokio tiene previsto aprobar antes de abril un decreto que obligará a todas las empresas a almacenar provisiones que permitan alimentar a todos sus empleados durante al menos tres días en caso de emergencia.

Actualmente solo los edificios decretados como zonas de evacuación tienen alimentos almacenados, al igual que algunas de las principales estaciones de tren de Tokio, que cuentan con depósitos de comida y mantas para unas 30.000 personas, según datos del diario nipón Mainichi.

También en la bahía de Tokio se reunieron centenares de voluntarios procedentes de distintas estaciones de metro para ser «evacuados» en barco por los guardacostas y la marina estadounidense a sus lugares de residencia. Japón se asienta sobre el llamado «Anillo de Fuego del Pacífico», una zona de elevada actividad sísmica, y solo desde el 11 de marzo ha sufrido más de 660 réplicas de más de 5 grados Richter.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.