En los próximos 20 años, prácticamente todos los países del mundo -incluidos todos los de América Latina- estarán muy expuestos al impacto del clima como resultado del calentamiento global, según un informe presentado en Cancún durante la Conferencia de la ONU sobre cambio climático.

El estudio de 260 páginas, elaborado por la organización independiente sin fines de lucro DARA (Development Assistance Research Associates), evalúa la vulnerabilidad de cada país de acuerdo a cuatro áreas clave: salud, desastres climáticos, pérdida de hábitat humano y tensiones económicas.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se pierden al menos 350.000 vidas a causa de los impactos climáticos. De acuerdo al documento, en 2030 este número aumentará a un millón, mientras que los dañoscausados por los desastres naturales se multiplicarán por tres.

Más temperatura, menos seguridad

«Tendremos un período de alta vulnerabilidad durante los próximos 10 a 20 años», dijo el científico de Bangladesh, Saleemul-Huq, durante la presentación del informe en Cancún. «El aumento de la temperatura media que hemos visto en las últimas décadas (0.7 º C) seguramente se duplicará».

En la actualidad, dice el estudio, la mayoría de los efectos se concentran en unos 50 países de bajos ingresos, que son muy vulnerables. Entre ellos se encuentran Haití, Honduras y Nicaragua. Sin embargo, la mitad de las pérdidas económicas que se predicen ocurrirán en los países industrializados. El informe calcula que el más afectado será Estados Unidos.

Se prevé que Bolivia pase de ‘altamente vulnerable’ a ‘gravemente vulnerable’, debido a temas de salud y a los impactos relacionados con el clima. Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador y Venezuela están clasificados como altamente vulnerables.

La pobreza nos hace vulnerables

«A diferencia de otros países de la región que se encuentran en peligro, como México, República Dominicana ha registrado daños humanos y económicos muy altos debido a las inundaciones y las tormentas en las últimas dos décadas». Hay una estrecha relación, dicen los autores, entre su vulnerabilidad y los niveles de pobreza.

Incluso países con más recursos, como México, Chile y Argentina se volverán muy vulnerables en al menos una categoría para el año 2030, según el informe.

¿Qué podemos hacer?

Pero los autores no quieren dar un «mensaje de fatalidad y tristeza». Por ello describen 50 acciones que pueden llevarse a cabo para limitar los daños causados por los efectos del cambio climático. En especial, insisten en que los sistemas locales de alerta temprana y el mantenimiento de la infraestructura de monitoreo pueden ayudar a reducir las pérdidas por desastres meteorológicos. Esto es de gran relevancia para los países de bajos ingresos, en donde ocurren 90% de las muertes relacionadas con desastres naturales.

La vulnerabilidad de los países al cambio climático es un tema delicado en la actual ronda de negociaciones en Cancún. El carácter prioritario para recibir dinero de países desarrollados lo tienen África, pequeñas islas y países menos desarrollados.

Fuente: BBC, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.