Las plantas cuentan con una suerte de “sensor” molecular para el oxígeno, una proteína que las ayuda a sobrevivir incluso cuando están sumergidas y tienen “hambre de aire”, según descubrió una investigación europea publicada en la revista científica Nature.

El hallazgo, que abre el camino a nuevos cultivos resistentes a las lluvias, fue realizado por investigadores de la escuela superior Sant’Anna de Pisa (Italia) junto con colegas alemanes del Instituto Max Planck y la Universidad de Utrecht (Holanda).

Resistencia a las lluvias

La proteína en cuestión, conocida con el nombre de RAP2.12, se encuentra en las células vegetales y es constantemente destruida en presencia de oxígeno, es decir cuando la planta goza de las condiciones de crecimiento normales.

Pero cuando la disponibilidad de oxígeno disminuye -por ejemplo cuando la planta está sumergida- la RAP2.12 se vuelve estable, se acumula en el núcleo de la célula y activa una respuesta de adaptación, de modo que la planta consigue tolerar la falta de oxígeno causada por la inmersión.

El estudio puede tener importantes aplicaciones para la agricultura, ya que abre el camino a la selección de nuevos cultivos resistentes a las lluvias, cada vez más frecuentes debido a los cambios climáticos.

Fuente: ANSA, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.