Venezuela: El caso de Cotufa visibiliza la falta de ética y respeto por la vida que se observa a diario en peluquerías caninas y centros veterinarios

2
37

“Gracias a todos por sus palabras de consuelo que me animan a luchar por una buena causa, a pedir justicia por una buena causa, y aunque mi Cotufa no venga de vuelta se que dejará una huella indeleble tanto para los que la amamos como para los que no. Ella, fiel, leal e incondicional, teniendo condiciones me hubiera defendido como yo la quiero defender. Hoy te lloro Cotufa, hoy te sufro, y ofrezco cada gota de sangre, cada jadeo, cada segundo de lucha por sobrevivir a tan inhumano trato. Sé que si volteáramos las condiciones y fueran los perros quienes nos atendieran, este mundo fuera mejor.

No tiene precio, ¡no tiene perdón! por no tener ese instinto canino que te hubiera salvado de tanta crueldad, perdón por dejarte en manos del comercio simple, de las bajezas humanas de la insensibilidad. Te lloro Cotufa mía. Eras mi paño que me secaba los pies cada despertar, quien siempre estaba en la ventana. Eras alfa, eras líder, eras mi vida y yo la tuya. Ahora veo los rayos del sol apuntando el piso y no estás ahí calentando tu cuerpito…

¿Quién me acompaña ahora a la nevera de madrugada a que comparta un poco de cambur o de patilla?, ¿Quien me va a desordenar la cama y sacar de la misma’ . Ya los perros vecinos no ladran porque tu no los llamas a las 11:00pm. pregunto a Todo Pets la castellana: ¿Le importa? ¿esto tiene un significado? Te arrancaron la vida como si no tuvieras dolientes, pero te prometo que cada paso que dé será en tu nombre, porque tu imprimiste tus huellas en mi alma y yo las haré trascender. Te amo Cotufa tanto como tu me amaste a mi…

Por favor todos los que se conduelan con mi publicación ayúdenme a hacer extensivo este mensaje y llegar a cada rincón del planeta en honor a todas nuestras mascotas. ¡¡No al maltrato, no a la burla , no a la calumnia!!”

Milagros Larrazábal
Compañera humana de Cotufa

 photo cotufa2.jpg

+Verde. Con estas palabras se estremecieron las redes sociales esta semana. La denuncia de un trato irregular a los animales de compañía que son atendidos en el servicio de peluquería de Todo Pets, local comercial ubicado en La Castellana, una urbanización acomodada del este de Caracas, activó todas las alarmas de las organizaciones proteccionistas del centro del país, que ahora piden junto a Milagros justicia para Cotufa.

La versión inicial habla de maltrato agravado acaecido el pasado sábado 16 de mayo, donde se asegura que a Cotufa la metieron en una bañera y le colocaron hielo durante casi 30 minutos, situación que devino en un daño cerebral con hipotermia y hemorragia que acabó con la vida de la perrita.

Según informa el portal digital Informe 21, “En el momento se desconocía la causa exacta de su estado de salud. En la tienda le hicieron saber (a Milagros) que la perrita presentaba ehrlichia, la cual fue descartada al llevarla a otra clínica veterinaria en donde Cotufa no pudo seguir luchando por su vida y falleció. Aseguran que no es la primera vez que ocurre un caso de maltrato animal en esta tienda”.

 photo cotufa3.jpg

Acciones legales

Una segunda versión presentada en el portal de noticias de Globovisión, por Samuel Dávila, quien se identificó como otro de los compañeros humanos de Cotufa, expone que la familia recibió una llamada de Todo Pets indicando que el animal había sufrido “un choque de calor” y que estaba desmayada.

Los resultados de la autopsia efectuada a la perrita indicaron que su estómago estaba lleno de agua, tenía daños en el colon y páncreas además de hemorragias internas y daño cerebral. En estos momentos Milagros Larrazábal está realizando los trámites pertinentes en compañía de su abogado para demandar a Todo Pets, a la vez que aseguran tener pruebas en video de lo sucedido. También ha trascendido que Misión Nevado ya está investigando el caso.

Por su parte un grupo importante de Fundaciones proteccionistas convocaron a una movilización a las afueras del Todo Pets de La Castellana el próximo Sábado 23 de mayo a partir de las 9:30 am, con el propósito de exigir el cierre inmediato de este local comercial. Se pide a los asistentes que lleven pancartas, afiches y fotos de Cotufa de ser posible.

 photo cotufa1.jpg

Nada nuevo bajo el sol

Para nadie es un secreto que muchos “profesionales” de la medicina veterinaria en nuestro país carecen de la ética y el respeto necesario para ejercer una carrera que cada día se devalúa más en Venezuela. Basta ver lo que sucede dentro de la misma Facultad de Veterinaria de la UCV, núcleo Maracay, para darse cuenta de esta situación.

En estas instalaciones el enfoque que se le da a la educación que reciben los futuros médicos veterinarios es eminentemente mercantilista y se divide “en pequeños y grandes animales”, siendo estos últimos los favoritos de los estudiantes por representar una oportunidad más factible de hacer dinero en vista que el ganado en cualquiera de sus presentaciones sigue siendo un negocio rentable en Venezuela.

Distinta es la suerte de los llamados “pequeños animales” (perros, gatos y algunas aves) que constituyen la opción “perdedora” en este retorcido sistema educativo. La situación llega a tal extremo que en nuestro país carecemos de un centro universitario en el que se enseñe la atención veterinaria de fauna silvestre pese a que Venezuela es uno de los países con mayor biodiversidad del planeta.

Por supuesto, también contamos con excelentes médicos veterinarios, que superaron estas imposiciones dogmáticas gracias a su voluntad, mística y amor por los que no tienen voz, pero mientras no se cambien de raíz los paradigmas de enseñanza, la mayor parte de nuestros futuros médicos veterinarios seguirá viéndose expuesta al aprendizaje de una práctica descorazonada que solo ve a los animales como una vulgar mercancía y un medio para escalar posiciones en una sociedad cada vez más consumista y menos consciente.

 photo cotufa4.jpg

Un estruendoso silencio

Otro aspecto que llama poderosamente la atención del caso de Cotufa es el impacto mediático que ha tenido en cuestión de horas en las redes sociales, convirtiéndose incluso en tendencia a nivel nacional.

Al tratarse de una familia del Este de Caracas con abogado y recursos se facilitaba más la proyección de la denuncia de esta injusticia; incluso al ser Cotufa una perrita poodle tenía muchas más oportunidades de darse a conocer en el contexto de una sociedad obsesionada con las marcas, las clases sociales y las… razas.

Lo cierto es que las personas que se dedican al proteccionismo podrían contar infinidad de casos similares de indiferencia y maltrato que involucran a muchos médicos veterinarios y sus ayudantes, quienes ven con desdén el rescate de un perro o gato en situación de calle, teniendo que aguantar horas de espera para poder ser atendidos o recibir el desprecio y el rechazo de estos “profesionales” que normalmente proponen la eutanasia como única solución.

abandonodeperros

Al no tener recursos para costear un abogado, la mayor parte de estas denuncias se desvanecen en esas mismas redes sociales que hoy han sacado a la luz el triste caso de Cotufa.

Mucho queda por hacer en materia de derechos animales en Venezuela, estamos en presencia de la punta del iceberg y se corre el riesgo que una vez solucionada esta eventualidad, ya sea con multa o cierre parcial del local involucrado, los venezolanos continuemos en nuestra rutina de indiferencia y especismo considerando mercancía al regalo más preciado que nos dio este planeta: La vida.

Fotos: Redes Sociales, Fundaciones

2 Comentarios

  1. en una jornada de vacunación, en …., a la cual una ciudadana asistió con su mascota (Perro Mestizo) este presentaba un cuadro de deshidratación fue el primer paciente que ellos tuvieron ese día, el Dr.Viloria le solicito un suero fisiológico y un equipo intravenoso, ella se lo facilito para que hidratara a su perro sin embargo el doctor se fue sin hacerle nada al animal supuestamente para buscar el medicamento que le administraría, al cabo de las dos horas pasadas el llego sin la medicina y sin la intención de atender al paciente que se encontraba grave, los presentes decían que lo atendiera pero él se negó e ignoro las peticiones realizadas tanto del personal auxiliar veterinario como de los usuarios y de la propia dueña del can.
    Debido a la falta de ética del profesional la ciudadana tomo la decisión de retirarse con su mascota a su residencia pero yendo a mitad de camino falleció en los brazos de su dueña el canino, observando lo sucedido se decide tomar cartas en el asunto.

    ¿que se puede hacer en ese caso? le cae demanda el veterinario que no quiso atender al animal?

    • Sin duda el Veterinario debe ser demandado por este hecho. Se puede acudir al tribunal disciplinario de la facultad de medicina veterinaria de la UCV o con la representación de Misión Nevado que exista en su estado. Que lamentable este hecho. Nos quedamos sin palabras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here