El 10 de enero es el día mundial de las aves. Una fecha para tomar acciones y conservar a estos seres, que son importantes para la agricultura y la silvicultura**, pues actúan como polinizadores y dispersadores de semillas, ayudando a conservar los bosques y por ende a la producción del agua y energía. También realizan labores de limpieza (ejemplo zamuros y otras carroñeros) y son indicadores ambientales del estado de los ecosistemas.

Son controladores de insectos, roedores, invertebrados, anfibios y reptiles por lo tanto son aliados de los agricultores y contribuyen con la soberanía y seguridad agroalimentaria de un país al proteger los cultivos del ataque de plagas o especies numerosas.

Tienen importancia cultural, pues inspiran las artes, la literatura, la investigación, la educación y la religión. Están presentes en los escudos, billetes, monedas, logotipos y han sido utilizadas como símbolos de la realeza, de las fuerzas armadas y de los países.

Foto 1 Las aves tiene su día, dada su importancia para nuestra sociedad. Foto Leopoldo Castillo.

Generadoras de empleo y divisas

El pajareo o birding pueden ayudar a generar empleo y divisas a través del bioturismo. La observación de aves, es una actividad creciente a nivel internacional y Venezuela tiene un gran potencial por la gran cantidad de especies, la gran diversidad de hábitats y paisajes aunado a la facilidad para “pajarear” (observar aves) en el país.

Se requiere un plan para incentivar este turismo especializado que puede contribuir con el desarrollo nacional. Las aves pueden generar empleo y divisas a un país en crisis económica. La observación de aves y el bioturismo es una actividad especializada y en constante crecimiento, de lo cual varios países vecinos han sacado provecho económico.

Foto 2 Pajareo en Barquisimeto foto Francisco Lau

Aves, mineros y Arco Minero

Las empresas de ecoturismo o bioturismo constituyen una opción laboral para la reconversión de los mineros al sur del país. Miles de mineros al sur de Venezuela, pueden generar mayores ingresos, sin destruir las selvas trabajando como guías de turismo. El estado debe impulsar esta actividad que a su vez impactará en el cuidado de los bosques y la paralización de actividades extractivas que afecten a la fauna.

Se les puede ofrecer paquetes de turismo, a aquellos países con los existen convenios; pues para ellos es económico visitar Venezuela y el dienro recaudado generaría empleos, impulsaría el desarrollo rural mejorando la vialidad, infraestructuras, alojamientos…

 

Avifauna de Venezuela en Cifras

Se tiene 1.463 especies de las 10.507 especies conocidas del mundo. Esto es el 35,4% de especies de la región neo tropical, el 14% de las especies del mundo, el 43% de las aves de Sudamérica, en tan solo el 1,25% de la superficie del planeta y el 10,75% de la superficie de América del sur. Nuestras aves están agrupadas en 80 familias y 21 órdenes.

Venezuela ocupa el sexto lugar en cantidad de aves, detrás de Colombia (1903 especies), Perú (1838 especies), Brasil (1798 especies), Ecuador (1652 especies), Indonesia (1604 especies), Venezuela (1463 especie).

Somos el país de América donde existen las mayores densidades poblaciones de aves, superando a Brasil y Colombia, debido a la diversidad de sus hábitats.
El 15% de la avifauna venezolana está considerada en alguna categoría de extinción, esto representa 217 especies según el libro rojo de la fauna edición 2015.

Aves y cooperación internacional

Las aves no conocen fronteras políticas, por lo que para su protección es necesaria la colaboración internacional. Entre los principales pasos que se están dando está la creación de Zonas de Especial de Protección para las Aves, que constituye una red promovida por la Unión Europea, la creación de sitios RAMSAR (humedales).

Es necesario la reactivación de varios convenios internacionales entre ellos el de especies migratorias, convención de biodiversidad, el pacto de cooperación Amazónica y muchos más que deben implementarse.

Foto 3 Este es el año de Tyto Alba

2018 es el año de Tyto Alba

Este año se eligió a la lechuza de campanario (Tyto alba) porque ella nos alerta sobre la trasformación de una agricultura sustentable a una contaminante. Nos advierte sobre la pérdida de bosques y el abandono del campo. En Venezuela muchas rapaces (lechuzas, búhos, águilas, gavilanes) están en peligro de extinción.

Sus poblaciones están desapareciendo en Venezuela por el excesivo uso de plaguicidas, lo que envenena su alimento, la destrucción de su hábitat y la escasa disponibilidad de agujeros u oquedades, ya que no construyen nidos.

En el portal www.seo.org se encuentran la descripción de La lechuza común:

  • “Mide entre 32 y 40 centímetros de altura y pesa entre 430 y 620 gramos.
    Su hábitat es prácticamente mundial, ya que se puede encontrar en muchos países, a excepción de las regiones más frías o excesivamente áridas.
  • Las lechuzas se diferencian de los búhos porque estos tienen plumas (penachos) a ambos lados de la cabeza.
  • Las lechuzas escuchan con la cara. El disco que recoge los rasgos de la cara actúa como una especie de antena parabólica que capta y distribuye el sonido hacia los oídos, que están escondidos en ambos lados la cara y a diferente altura para triangular la posición de las cosas.
  • Pueden girar la cabeza 180 grados y su vista tiene el doble de la sensibilidad que la del ser humano.
  • Son silenciosas al volar, para localizar sus presas. Son depredadores y se alimentan de pequeños mamíferos como ratas, ratones, conejos, también de serpientes. Son aliadas de los agricultores, quienes deben favorecer la protección dentro de sus predios.
  • Hacen nidos en cavidades de árboles, cuevas, en construcciones como campanarios, desvanes, ruinas y otros.
  • Son aves fieles a su pareja. Hacen hasta 17 tipos de sonidos, casi todos estridentes. El más común es un siseo muy sonoro y metálico, que suele ir en aumento.”
  • Es un ave rapaz nocturna que ha inspirado falsos mitos y leyendas; uno de ellos es que si pasa por una vivienda, anuncia que hay una mujer embarazada o que trae una mala noticia, en ambos casos es totalmente falso y no tiene ninguna relación con la mala o buena suerte, ni es símbolo religioso, ni presagia ni buenos, ni malos augurios.

Simplemente es una especie que requiere nuestro apoyo para sobrevivir. ¡Vivan las aves en libertad!

Foto 4 Lechuza de Campanario Ave 2018. Foto de Jean van der Meulen Seo BirLife

Las aves silvestres no son mascotas

Varias películas como Harry Potter, promovieron la venta de aves, entre ellas búhos y lechuzas, en varios países, que luego de un tiempo son abandonadas ya que solo se alimentan de carne, por lo que es muy costosa su manutención. No al tráfico y cría en cautiverio de aves.

¡Vivan las aves en libertad!

Fuente: José Infante | Fundación GUARDEAM Brigada Guardabosques Comunitarios de Venezuela / ecoinfante@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here