El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) asegura que uno de cada cuatro niños en el planeta, alrededor de 600 millones, habitará para 2040 en regiones con limitado acceso al agua.

Según su reporte, la amenazante situación responde a factores como el deterioro ambiental, derivado de los efectos del cambio climático.

Escenario extremo

En la actualidad, 36 países enfrentan un escenario extremo por la falta del preciado líquido, a partir de una demanda que supera con creces la disponibilidad, advirtió el Fondo.

Unicef insistió en la necesidad de actuar, ante una combinación representada por el crecimiento poblacional, el aumento en el consumo del agua, el impacto de la industrialización y la urbanización, y los conflictos.

Como ocurre en muchos casos, los niños llevan la peor parte en esta crisis, dificultándose el acceso de muchos de ellos a agua segura, alertó.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here