Jugarle limpio al agua: obras y servicios de “sanación ambiental”

En nuestro planeta acuoso, apenas menos del 2% del agua existente está disponible como agua dulce. Decimos “agua dulce” solo porque no es “salada”, en realidad es insípida. La mayoría del agua planetaria líquida es oceánica, o sea, salada. El resto del agua es sólida (nieve y hielo de glaciares y casquetes polares) y gaseosa (nubes y humedad atmosférica). Sin embargo, la creciente población mundial depende de un agua que debe compartir entre ciudades, industrias, agricultura, minería, entre otros.

Gran parte de la población mundial debe caminar desde su hogar hacia fuentes de agua cada vez más escasas y remotas, para cargar agua en envases portátiles. En las ciudades, sin embargo, nos llegan los acueductos que traen el agua desde zonas rurales, muchas veces remotas, por obras de captación o embalse, transvase o conducción por tuberías, perforación y bombeo desde pozos por aguas subterráneas, lo que exige sistemas de potabilización, distribución y aducción a cada domicilio; habría que pensar si es poca el agua disponible o mucha la gente que la necesita.

21millonesdepersonasagua

Como sea, tener agua a domicilio es una gran inversión económica, aunque sean dos horas de agua al día, sin que tengamos noción de cómo la naturaleza la produce y cuánto cuesta llevarla a cada domicilio, como derecho humano y no de mercancía.

Sin embargo, poco sabemos a dónde van a parar y con qué calidad vertemos el agua que desechamos al utilizarla, las aguas que tuvimos a nuestra disposición se convierten en aguas residuales, que irremediablemente llegan a otro cuerpo de agua natural, pero sucias. Por esta razón se contaminaron importantes cuerpos de agua del país, como el Lago de Maracaibo, el Lago Tacarigua o de Valencia y muchos ríos.

Para jugar limpio al agua es necesario que desde nuestros hogares se mantengan separadas las aguas residuales de las aguas de lluvia o escorrentía y que en nuestros centros poblados existan redes cloacales separadas de los drenajes o aguas de lluvia; además de separar aguas residuales industriales de aguas residuales domésticas. Finalmente, esos colectores deben llegar a plantas depuradoras, cuyos tratamientos dependerán del caudal del efluente y la caracterización de sus contaminantes.

beber-agua

Salir de ese pasivo ambiental histórico implica crear sendos planes maestros para “sanación ambiental” del Lago Tacarigua, del Lago de Maracaibo y de cada río que recibe aguas residuales urbanas, cuyos planes incluyan obras para acelerar la desalinización y descontaminación de cada cuerpo de agua, además de asegurar que en cada microcuenca urbana converja un colector cloacal hacia plantas depuradoras de aguas residuales y hasta controlar la contaminación por agroquímicos en sus cuencas.

La naturaleza hará el resto, aunque podemos ayudarla con otras medidas ambientales. La tasa justa por estos servicios paga la inversión de sanación ambiental y podremos asegurar a las generaciones futuras esas fuentes de agua.

Fuente: Edwards Castillo

Descubren otro “Gran Cañón” bajo el hielo de Groenlandia

[dropcap]C[/dropcap]ientíficos de la Universidad de Bristol (Reino Unido) han descubierto un megacañón bajo la capa de hielo de Groenlandia, según una investigación publicada por la revista ‘Science’. El cañón es de unos 750 kilometros de largo y en algunas zonas mide hasta 800 metros de profundidad, es decir, que está en la misma escala que ciertas partes del Gran Cañón en Arizona (Estados Unidos).

Se cree que es anterior a la capa de hielo de Groenlandia que ha cubierto la zona durante los últimos millones de años y tiene las características de los canales del meandro de un río. En comparación, el río más largo de Reino Unido, el río Severn, tiene una longitud de 350 kilometros y es mucho menos ancho y profundo.

 photo grancanongroenlandia2.jpg

Transporte de agua

Los científicos utilizaron datos de miles de kilómetros gracias a un radar aerotransportado, recogidos principalmente por la NASA e investigadores de Reino Unido y Alemania durante varias décadas, reconstruyendo el paisaje que yace bajo la capa de hielo que cubre la mayor parte de Groenlandia.

En ciertas frecuencias, el hielo es transparente a las ondas de radio que pueden viajar a través del hielo y rebotar en la sólida base del fondo. Mediante el análisis de todos los datos de radar, el equipo descubrió un cañón de roca continua que se extiende casi desde el centro de la isla y termina en su extremo norte en un profundo fiordo conectado al océano Ártico.

Los autores creen que el cañón tiene un papel importante en el transporte de agua de deshielo subglacial producida en el lecho desde el interior hasta el borde de la capa de hielo y finalmente en el océano. Incluso antes de la presencia de la capa de hielo, que se remonta por lo menos a cuatro millones de años, la evidencia sugiere que el cañón proporciona una vía para el agua del interior a la costa y era un sistema fluvial importante.

Fuente: EUROPA PRESS, Agencias

Encuentran mineral “exclusivo” de la Luna en Australia

La primera misión tripulada que llegó a la luna trajo de vuelta a la Tierra muestras de un mineral que, se creía, era exclusivo del suelo lunar, pero un grupo de científicos australianos asegura haber descubierto la misma sustancia sólida en rocas que datan de hace más de 1.000 millones de años.

La tranquilitita fue hallada por primera vez en 1969, en una llanura de basalto situada en la Luna que lleva el nombre de Mar de la Tranquilidad, lo cual explica de donde proviene el nombre del mineral.

Hermanas cósmicas

El descubrimiento de los australianos significa básicamente que en la Luna y en la Tierra se desarrollan los mismos fenómenos químicos y los mismos procesos, declaró Birger Rasmussen, científico de la Universidad Curtin de Perth, en el oeste de Australia. Este mineral raro se ha encontrado por el momento en seis lugares diferentes de Australia, y permite entre otras cosas fechar con precisión la antigüedad de las rocas que lo contienen, precisó Birger Rasmussen.

El descubrimiento de este mineral raro se dio por casualidad, cuando el grupo de científicos se encontraba “analizando detalladamente segmentos de roca con un microscopio para detectar electrones”, explicó Rasmussen. Este mineral, de color marrón rojizo, tiene la forma de pequeñas agujas más delgadas que el diámetro del cabello humano, y su composición contiene principalmente silica, circonio, titanio y hierro.

Fuente: RT, Agencias