Corrientes del golfo podrían reducir el impacto climático en Europa

Europa se salvará de los peores impactos económicos del cambio climático gracias a una ralentización de la corriente del Golfo, dio a conocer un estudio de la Universidad de Sussex en Reino Unido. La Circulación Termohalina o corrientes del golfo, son un sistema que funciona como una cinta transportadora, llevando agua caliente desde los trópicos a Europa, donde la evaporación disminuye la salinidad y la densidad del agua, explicaron los expertos.

“Una desaceleración de estas corrientes provocarán un calentamiento del continente, pero de forma más lento que en el resto del mundo”. Esto puede contribuir a un aumento de los niveles de bienestar en la región, aunque la situación intensificará la brecha entre pobres y ricos en las apuestas por el cambio climático, indicaron los autores de la investigación.

 photo corrientesdelgolfopodrianreducir.jpeg

¿Edad de hielo en Europa?

Los especialistas señalan que las corrientes oceánicas redistribuyen el calor, por lo tanto, el calentamiento lento para Europa significa una aceleración de este proceso en otros lugares. A consecuencia de ello, los países en desarrollo serán menos confiables para hacer frente a la subida del nivel del mar, y tendrán temperaturas más elevadas.

Según los científicos, el enfriamiento es probablemente un poco más perjudicial que el calentamiento, en particular en Europa. A medida que el mundo se calienta, se predice que el derretimiento de los casquetes polares y un aumento de precipitaciones ralentizará el proceso inundando los océanos de agua dulce fría.

Los investigadores de la Escuela de Negocios, Administración y Economía de Sussex declararon su preocupación porque el proceso podría ser completo y detener la Circulación Termohalina, dando paso a una nueva edad de hielo en Europa.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Japón revisará su arroz por temor a la contaminación radiaoctiva

Japón ha anunciado que analizará todo el arroz que se coseche este año en la región cercana  a la averiada planta nuclear de Fukushima para garantizar la fiabilidad del producto y evitar la venta de granos con restos radiactivos.

Ello será posible gracias a un fondo especial que cubrirá subsidios para que las cooperativas agrícolas y los distribuidores adquieran equipos de alta precisión capaces de detectar la radiación en el cereal.

Análisis exhaustivo

La administración de Fukushima calcula que será necesario instalar más de 100 instrumentos de medición en toda la provincia. Cada uno de estos dispositivos incluirá una cinta transportadora que permitirá analizar rápidamente todo el cereal y que cuesta en torno a 155.000 dólares.

También se pretende incluir en cada bolsa que se comercialice un código de barras para que los consumidores puedan verificar los resultados de los análisis en Internet al introducir los dígitos correspondientes.

El gobierno tiene previsto además rebajar a partir de abril el límite máximo permitido de cesio radiactivo en el arroz, desde los actuales 500 becquereles por kilo a 100 becquereles por kilo. En 2011, los análisis revelaron que algunas muestras de arroz cultivadas a algunos kilómetros de Fukushima superaban los mil becquereles permitidos por kilogramo.

Fuente: RT, Agencias