Los habitantes de Ciudad del Cabo recibieron este martes un alivio con la posposición para el 11 de mayo del denominado ”día cero”, cuando las autoridades suspenderán el suministro de agua por las vías convencionales.

Hace una semana se anunció que ese momento de crisis total sería el 16 de abril, cuando los ciudadanos tendrían que acudir a recolectar el preciado líquido en 200 puntos establecidos en la ciudad.

Riesgo sanitario

El vicealcalde de Ciudad del Cabo, Ian Neilson, dijo que esta posposición se debe a que el sector agrícola, que consume el 30 por ciento del agua disponible, disminuirá significativamente en próxima semanas su utilización, con 15 por ciento en marzo y 10 por ciento en abril.

El funcionario dijo que aunque este es un respiro para la ciudad y otras municipalidades es necesario limitar a 450 millones de litros diarios el uso diario para prevenir que el agua se acaba antes de la llegada de las lluvias del invierno austral, que fueron escasas la pasada temporada y no se espera que sean copiosas en la venidera. Según se informó los niveles de las represas se mantienen en 25,5 por ciento.

Por su parte, la jefa del Departamento de Salud de esa urbe perteneciente a la provincia sudafricana de Cabo Occidental, Virginia de Azevedo, exhortó a la población a adoptar una serie de medidas preventivas para evitar enfermedades como cólera, tifoidea, hepatitis A, listeria y las que provocan los alimentos contaminados.

En un comunicado, las autoridades locales de Salud expresaron preocupación porque en las condiciones actuales que vive Ciudad del Cabo reduce las prácticas sanitarias, en un período que normalmente se caracteriza por males estomacales. En particular, Azevero recomendó no tomar agua de lluvia ni de los 70 manantiales de la ciudad porque podrían estar contaminadas.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here