215 views 0 comments

Protegerán 6 especies de aves sudamericanas en EEUU

by on 1 agosto, 2012
 

[dropcap]E[/dropcap]n virtud de una norma final dada a conocer el pasado 24 de julio, el Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de Estados Unidos (USFWS) protegerá a seis especies de aves de América del Sur al clasificarlas en peligro de extinción bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción (ESA).

Las seis especies son: el cachudito pechicenizo [Anairetes alpinus], el zambullidor de Junín, la gallinetita de Junín [Laterallus tuerosi], la cortarrama peruana [Phytotoma raimondii], el cinclodes real y el tijeral cejiblanco [Leptasthenura xenothorax]. Dos de estas especies, el cachudito pechicenizo y el cinclodes real, son nativas de Perú y Bolivia, mientras que las otras cuatro especies se encuentran sólo en el Perú.

Photobucket

Destrucción del hábitat

El principal factor que lleva a la inclusión de estas especies es la destrucción de hábitat y la degradación. Las seis especies tienen requisitos específicos de hábitat y están en peligro en toda su área de distribución, debido principalmente a la destrucción del hábitat causada por las actividades humanas permanentes. Estas actividades alteran y destruyen el hábitat, que se ha traducido en una reducción del área de distribución de estas especies de aves extranjeras.

La inclusión de una especie foránea a la Lista federal de fauna en peligro y amenazada estadounidense impone restricciones a la importación ya sea del animal o de sus partes. La inclusión en la lista también puede generar beneficios para la conservación, como por ejemplo aumentar el conocimiento de la especie, desencadenar actividades de investigación dirigidas a resolver sus necesidades de conservación, o financiar la conservación en los países objetivo.

Photobucket

El cachudito pechicenizo, la cortarrama peruana, el cinclodes real y el tijeral cejiblanco son especies forestales, cuyas áreas de distribución se han vuelto muy fragmentadas como resultado de actividades que alteran el hábitat, como la tala (para la agricultura y el pastoreo) y la extracción de leña. El zambullidor de Junín y la gallinetita de Junín son aves acuáticas endémicas a un solo lago (el lago Junín), donde la disponibilidad y calidad del agua se ha visto afectada por la manipulación de los niveles de agua (para la generación de energía hidroeléctrica) y la actividad minera, así como las amenazas de enfermedades causadas por la contaminación de las aguas del lago.

La gallinetita de Junín también está sujeta a la depredación, sobre todo cuando los niveles de agua son bajos. Todas las especies están además en peligro debido a sus tamaños poblacionales tan pequeños, lo que compromete su capacidad para adaptarse a las actuales actividades humanas o a fenómenos naturales inesperados, según explicó el USFWS.

[box_dark]La norma final publicada el 24 de julio entrará en vigor el próximo 23 de agosto.[/box_dark]

Fuente: http://iipdigital.usembassy.gov, Agencias

Be the first to comment!
 
Leave a reply »

 

Leave a Response