Suiza ha prohibido la práctica culinaria común de tirar langostas vivas en agua hirviendo como parte de una revisión de su legislación en materia de protección animal.

“Los crustáceos vivos, incluida la langosta, ya no podrán ser transportados sobre hielo o agua helada. Las especies acuáticas deben mantenerse en su entorno natural. Desde ahora los crustáceos deben ser aturdidos antes de matarlos”, dice la normativa fue aprobada por el gobierno el pasado miércoles y entrará en vigor en marzo.

Protección de los animales

La legislación también busca acabar con las granjas ilegales de cachorros, prohibir los dispositivos automáticos que castigan a los perros por ladrar, explicar las condiciones para sacrificar animales enfermos o heridos y responsabilizar a los organizadores del bienestar animal en eventos públicos.

Los suizos no están solos tratando de proteger las langostas de lo que los activistas llaman un trato cruel en la cocina. El tribunal superior de Italia dictaminó en junio pasado que las langostas no deben mantenerse vivas en hielo en los restaurantes porque les causa un sufrimiento injustificable antes de que se las mate para la alta cocina.

Sin embargo lo más recomendable para evitar el sufrimiento de cualquier animal es llevar un estilo de vida vegano.

Fuente: http://www.lavanguardia.com, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here