Las poblaciones de peces disminuyen drásticamente porque las larvas comen plástico en lugar de comida, alertan científicos en una investigación divulgada esta semana. El estudio, publicado en la revista Science, demuestra cómo el plástico vertido en los mares puede dañar a los peces en esa etapa en la que son más vulnerables: durante su fase de larva.

El motivo es que las larvas comienzan a alimentarse de plástico en vez de plancton, de ahí que aumenta su tasa de mortalidad, explicó Oona Lönnstedt, autora del estudio de la Universidad de Uppsala, en Suecia.

 photo plasticoafectapobacionesdepeces1.jpg

Reduce las posibilidades de supervivencia de las larvas

Esta es la primera vez que tenemos evidencias de que un animal prefiere alimentarse de partículas de plástico. Esto es un motivo de preocupación, dijo Peter Eklöv, coautor del estudio.

Explicó que el fenómeno no es solo una cuestión de alimentación y de crecimiento. Las larvas expuestas a las partículas de plástico durante su desarrollo se comportan de un modo extraño: son menos activas e ignoran el olor de depredadores, explicó.

Para el especialista, el fenómeno reduce aún más la probabilidad de superviviencia de estas larvas, pues se ha observado un incremento de la contaminación de plástico en el Mar Báltico y un descenso en las poblaciones de percas y lucios, entre otras especies clave.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here