La ONG Atlantic White Shark Conservancy ha informado del hallazgo de tres cadáveres de tiburones en una playa de Massachusetts. Se trata de tres machos de tiburón zorro que murieron encallados por un “shock térmico”. La organización protectora de tiburones ha recogido muestras de tejido y órganos de los ejemplares encontrados en una playa de Brewster, en Cape Cod.

A pesar de lo que se cree y se difundió en distintos medios, los tiburones no fueron literalmente congelados por el frío, sino que la temperatura del agua causó en ellos un “shock térmico”. El “shock térmico” se produce cuando los animales están expuestos a fuertes caídas de temperatura y mueren por un paro cardiorrespiratorio.

Branquias congeladas

Greg Skomal, científico superior pesquero del Departamento de Pesca y Caza del estado que lidera el programa de investigación de tiburones de Massachusetts, dijo que los tiburones zorro están muriendo mientras intentan nadar a las aguas más cálidas del sur, pero se están quedando varados en aguas poco profundas en la bahía de Cape Cod.

“El enfriamiento rápido asociado con este frío brusco y las temperaturas del agua está obligando a los tiburones a moverse hacia el sur a un ritmo más rápido, y la masa de tierra de Cape Cod está contribuyendo a que se queden en aguas poco profundas”, dijo Skomal, agregando que la causa exacta de la muerte de los tiburones sigue siendo hipotética en este momento.

Cape Cod, con su forma de brazo humano extendido que se engancha en Provincetown, puede actuar como una trampa natural para los animales que intentan moverse hacia el sur rápidamente, y la mayoría de las especies de tiburones necesitan moverse continuamente para respirar con eficacia, dijo. Skomal agregó que “si hay aire frío se congelan las branquias rápidamente. Los filamentos branquiales son muy delicados, por lo que la muerte de los tiburones se produce de forma rápida”.

Tortugas y manatíes también

Otras especies animales que también han sufrido las consecuencias del frío han sido las tortugas y los manatíes. En la isla de Galveston, en el estado de Texas, encontraron un grupo de 18 tortugas marinas muy aturdidas por las bajas temperaturas según confirmaron miembros de la Administración Oceánica y Atmosférica del Gobierno. En las costas de Florida también han localizado grupos de tortugas con los mismos problemas.

Las autoridades de Florida también han alertado la situación de los manatíes, que debido al frío se congregan en grandes grupos buscando corrientes de agua más caliente, por lo que es aconsejable evitar estas zonas para no impactar con alguno de estos animales.

Fuente: http://www.elesquiu.com, http://www.lasexta.com/, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here