45 views 0 comments

Nicaragua: Aumentan las acciones para proteger a las tortugas marinas

by on 29 agosto, 2012
 

[dropcap]U[/dropcap]na comisión interinstitucional del gobierno nicaragüense pretende cerrar el cerco a la comercialización de los huevos de tortuga paslama*, altamente cotizados hoy en el comercio local pero prohibidos por ser una especie en extinción.

A pesar de esa restricción, comerciantes de mariscos reconocen el auge de las ventas, al punto de expender decenas de ellos diariamente en varios de esos establecimientos en esta capital.

Photobucket

Sustracción masiva

Autoridades encargadas de velar por los recursos naturales explicaron que se ha recrudecido el control, tras detectarse una masiva sustracción de huevos en el refugio La Flor, a 22 kilómetros de San Juan del Sur.

En la acción por evitar este crimen ecológico trabajarán juntos las fuerzas del Ejército, la Policía, los Ministerios del Ambiente y los Recursos Naturales y de Transporte e Infraestructura, alcaldías, la Procuraduría y el Instituto de Turismo.

Photobucket

Soldados y policías aumentan su presencia en esa área protegida y en Chacocente, donde arriban anualmente a depositar sus posturas esos animales. Se aplicarán sanciones a choferes de ómnibus y centros turísticos que permitan el daño a estas tortugas luego de descubrir que más de la mitad del desove va a parar al tráfico inescrupuloso.

Fuente: Prensa Latina, http://www.adeca.org.ni, Agencias

* Las tortugas Paslama se encuentran entre las tortugas marinas de menor talla, pesan tan sólo 100 lb . ( 45 Kg .) cuando son adultas. Se alimentan principalmente de pequeños crustáceos como camarones y cangrejos. En Nicaragua, las paslamas se encuentran únicamente en la costa del Pacífico y la mayor parte del anidamiento tiene lugar durante las arribadas en las Playas Chacocente y La Flor en el suroeste. Están amenazadas por la recolección de sus huevos y su captura en la pesca con redes y la pesca comercial de camarones.


Be the first to comment!
 
Leave a reply »

 

Leave a Response