Una mina de oro que funciona desde hace tres años a un costado de la presa Picachos vierte desechos contaminantes al agua utilizada por los habitantes del puerto mexicano de Mazatlán. Así lo denunció la ambientalista Sandra Guido, presidenta de la organización civil Conselva, Costas y Comunidades.

Exigió a las autoridades investigar los trabajos de esta empresa minera, pues según habitantes de las comunidades asentadas en las márgenes del embalse, funciona de manera ilegal. Los pobladores del puerto se abastecen en un 70 por ciento de la presa Picachos, afirmó.

 photo mexicominadeoroviertedesechos.jpg

El precio de la avaricia

Precisó que solicitaron a investigadores de algunas instituciones tomar muestras para conocer qué contaminantes se están vertiendo a la citada presa, a fin de alertar sobre las condiciones del agua. Guido adelantó que buscarán mecanismos legales para proteger la salud de los habitantes del sur de Sinaloa, con una iniciativa que regule a las mineras y evite sigan arrojando tóxicos a ríos, arroyos o cuerpos de agua.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Económico estatal, en el norteño estado de Sinaloa hay 1,7 millones de hectáreas con 650 concesionarios, que cuentan con mil 510 títulos para explotar y extraer minerales. Lo anterior representa el 29 por ciento de la superficie de la entidad federativa.

Mazatlán es una ciudad del noroeste de México, fundada en 1531, y es la segunda en importancia del estado de Sinaloa. Actualmente este puerto es uno de los destinos turísticos de playa más importantes del país.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here