Una veintena de países y seis provincias o estados federados se han unido en una alianza internacional para eliminar gradualmente el carbón en la producción de electricidad antes de 2030. Reino Unido, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Italia, Francia, Austria, Holanda, Portugal, Bélgica, Suiza, Etiopía, Chile, México, Angola, Salvador, Costa Rica, Fiyi, Nueva Zelanda, Niue y Islas Marshall se han agrupado en esta alianza de Energía sin Carbón, y a ellos se unen los estados de Washington, Alberta, Vancouver, Colombia Británica, Quebec y Ontario.

La alianza ha provocado una división en la UE, puesto que Alemania, Polonia y España se han desmarcado de esta iniciativa. “Respetamos la soberanía de cada país”, ha señalado Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, sobre esa declaración.

Eliminación gradual

La iniciativa lleva por nombre “Powering Past Coal Alliance” y también reúne a una amplia gama de empresas y organizaciones de la sociedad civil que se han unido para la protección del clima.

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las centrales de carbón producen casi el 40% de la electricidad mundial, y son uno de los principales factores causantes del cambio climático. Además, la contaminación del aire por la quema de carbón causa enfermedades respiratorias severas y otros muchos efectos nocivos para la salud.

Los países miembros de la alianza, lanzada durante la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático en Bonn (COP23), acordaron eliminar gradualmente las centrales térmicas tradicionales de carbón y establecer una moratoria sobre cualquier nueva central eléctrica a carbón tradicional sin captura y almacenamiento de CO2. Una serie de empresas y otros actores no gubernamentales también se han comprometido a centrarse en impulsar sus operaciones sin carbón.

Principal fuente de contaminación

A partir del Acuerdo de París en 2015, que tiene como objetivo ir prescindiendo de los combustibles fósiles, los países han aprobado planes nacionales para eliminar gradualmente el carbón en el mix de suministro de energía, dado su fuerte impacto climático.

Los socios de la “Powering Past Coal Alliance” también trabajarán juntos para intercambiar experiencias y mejores prácticas para apoyar la eliminación gradual del carbón, también a través del financiamiento climático, y adoptar iniciativas prácticas que respalden esta transición hacia la energía limpia.

Los países fundadores de la alianza quieren alcanzar 50 socios antes de la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático de 2018, la COP24, en Katowice, Polonia. Pero algunos de los mayores consumidores de carbón del mundo, como China, Estados Unidos, Alemania y Rusia, no han firmado este pacto.

El anuncio fue hecho por la ministra de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá, Catherine McKenna, y la ministra de Cambio Climático e Industria del Reino Unido, Claire Perry, en la cumbre de Bonn. McKenna recordó que el carbón es “una de las mayores fuentes de contaminación, y de problemas para la salud de las personas”, por lo que Canadá se ha comprometido a eliminarlo completamente en 2030.

Fuente: https://cop23.unfccc.int, http://www.lavanguardia.com, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here