137 views 0 comments

Latinoamericanos reducen amenazas contra especies aplicando técnicas moleculares

by on 19 Octubre, 2015
 

La disminución de la cachama blanca en las aguas del Orinoco, la preservación del aguará guazú – uno de los cánidos más grandes de Suramérica-, la reducción de la población de la nutria gigante en el Amazonas, el tráfico del Guacamayo Jacinto o la pérdida de hábitat de los jaguares son problemas que pueden ser analizados y solucionados empleando técnicas moleculares.

Especialistas latinoamericanos encontraron en el ácido desoxirribonucleico (ADN) un aliado para comprender y ofrecer soluciones ante las situaciones que amenazan la supervivencia de las especies en diversas latitudes de la región. Este esfuerzo fue condensado en el número especial de la revista Journal of Heredity, donde se recopilaron los trabajos de 15 científicos de América Latina en la aplicación de las técnicas moleculares a casos específicos de conservación.

jaguar2

La edición de esta publicación estuvo a cargo de la investigadora del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), Kathryn Rodríguez – Clark, y por primera vez fue presentada en idioma español, portugués e inglés, con la intención de divulgar la información a los entes locales encargados de aplicar los resultados de estos estudios, que se encuentran disponibles en la web de forma gratuita.

Journal of Heredity es una revista especializada de la American Genetic Association que aborda una amplia variedad de temas relacionados con la genética y sus disciplinas. Sus artículos incluyen áreas como la genética para la conservación, el estudio de estructura poblacional y la filogeografía, la evolución molecular y la especiación.

“El tráfico de especies y otras situaciones que afectan la diversidad biológica son un problema global y Latinoamérica no escapa de ello. Esta región cuenta con una rica biodiversidad y además se encuentra pleno desarrollo económico, lo que la convierte en un punto de especial atención al respecto”, explicó la investigadora del Ivic, quien también forma parte de la Red Latinoamericana de la Genética para la Conservación (ReGeneC).

nutria-gigante

La selección de los estudios presentados abarca una amplia variedad de países y casos de especies vegetales y animales trabajadas. Todas plantean problemas multidimensionales en los cuales las herramientas genéticas son capaces de brindar aportes importantes.

La información contenida en una molécula de ADN puede responder incógnitas sobre el comportamiento de una especie, tales como el lugar de procedencia, su distribución, la variabilidad y la historia reciente de las poblaciones pertenecientes a la misma especie.

Lograr que el conocimiento especializado trascienda el laboratorio y se convierta en soluciones requiere de la interacción entre las diferentes disciplinas científicas, así como con quienes deciden el destino de los recursos naturales. “Estos científicos trabajan con problemas del mundo real y en muchas oportunidades no contaron con las herramientas más avanzadas para desarrollar sus estudios, lo que demuestra su ingenio y experiencia en el área”, indicó Rodríguez – Clark.

Dantas Tena

La sobrexplotación de los recursos naturales y la pérdida de hábitat son temas de investigación permanente para los especialistas latinoamericanos, por ser los factores más importantes de amenaza a la biodiversidad. Es por ello, que los estudios y acciones dirigidas al descubrimiento de soluciones deben apuntar al uso de técnicas precisas que permitan ser evaluadas y monitoreadas en el tiempo.

La Red Genética para la Conservación nació en 2004 como una iniciativa venezolana para formar a personal científico para enfrentar los retos que plantea la genética en el campo de la conservación. La labor se ha mantenido por 10 años y ha capacitado a más de 160 estudiantes procedentes de 19 países latinoamericanos.

Fuente: Mariel Cabrujas M. / Prensa IVIC

Be the first to comment!
 
Leave a reply »

 

Leave a Response