[dropcap]U[/dropcap]na filtración de documentos ha puesto al descubierto los planes, los métodos y el presupuesto de una de las más destacadas instituciones dedicadas a poner en duda la existencia del cambio climático.

Se trata del Heartland Institute, un ‘think tank’ (grupo de expertos que se dedica a reflexionar intelectualmente y/o a investigar, sin estar vinculado a un grupo de presión) neoliberal de EEUU que defiende la postura de que el planeta no se está calentando y niega la existencia del cambio climático o que este sea malo en caso de que lo haya, informa el diario El Mundo de España.

Eventos como la “Conferencia Internacional sobre Cambio Climático” organizados por el Heartland Institute , aseguran que el fenómeno mundial “no es una crisis”.

Negocio descarado

Los documentos filtrados muestran que el Instituto fabrica estudios haciendo creer que el cambio clímático no es real y a favor del tabaco para luego buscar fondos de las compañías beneficiadas por sus estudios, además de que quiere “disuadir a maestros de que enseñen ciencia”.

[box_light]El instituto Heartland no sólo se dedica al clima. También defiende que el humo del tabaco no es dañino para quien los fuma pasivamente y está en contra de las políticas públicas de salud en EEUU.[/box_light]

El Heartland Institute fue fundado en 1984 y es una organización no gubernamental con sede en Washington. Es la misma que organiza desde 2008 una reunión internacional de escépticos y negacionistas del cambio climático. Conocida como International Conference on Climate Change.

¿Quiénes pagan por callar la verdad?

Alguien que se hace llamar a si mismo “Heartland Insider” ha liberado anónimamente documentos internos de Heartland, revelando las estrategias del Instituto, quién lo provee de fondos, y mucho más.

Los documentos, que circulan desde hace varias semanas por decenas de webs de todo el mundo, indican qué empresas lo financian. Entre ellas están compañías ligadas al petróleo como Koch Industries, una de las más grandes del mundo, especializada en servicios para la industria peteroquímica, y a la que Greenpeace acusa de haber gastado 20 millones de dólares en cinco años para atacar a quienes advierten de la emergencia del cambio climático.

El instituto ha recibido 14 millones de dólares durante varios años de un solo donante anónimo, así como compañías tabaqueras como Philip Morris Altria y Reynolds American, mientras que continúa atacando políticas relacionadas con el hábito de fumar y la salud.

También se ha beneficiado de las políticas de “responsabilidad social” de gigantes como General Motors que donó 30.000 dólares y Microsoft que dio 59.908 dólares en software libre, algo que tiene muy molestas a diversas organizaciones ambientales.

Sobornos y más mentiras

Los papeles filtrados también señalan cuánto paga el Instituto Heartland mensualmente a quienes escriben en contra del cambio climático, tienen blogs sobre la materia o participan en conferencias. Los pagos van desde asignaciones de varios miles de dólares al mes por persona, o donaciones de decenas de miles de dólares para ‘proyectos’ concretos.

[box_dark]Según informa el diario británico The Guardian también quedó al descubierto el apoyo otorgado por el Instituto Heartland a dos organizaciones que han trabajado mucho en desinformar al público sobre el cambio climático: El Proyecto de Política y Ciencia Ambiental dirigido por Fred Singer, y el Centro para el Estudio de dióxido de Carbono y Cambio Global, dirigido por Craig Idso.[/box_dark]

Ambos hombres fueron financiados por el Heartland. Idso recibió 11.600 dólares mensuales y Singer 5.500 dólares también cada mes, de acuerdo con el presupuesto de 2012 filtrado en los documentos.

¿Son veraces los documentos?

El conjunto de papeles, unos 100 folios que fueron suministrados a una página web anti-negacionista llamada desmogblog.com indican que el Heartland Institute ha gastado varios millones de dólares en los últimos cinco años en apoyar todo tipo de esfuerzos para debilitar la ciencia del clima.

Según los documentos, este año el Heartland Institute espera conseguir 7,7 millones de dólares para sus objetivos. Tras conocerse la filtración, la organización admitió que algunos de sus documentos habían sido robados, pero señaló que no habían tenido tiempo de comprobar si todo lo que circulaba por la web era cierto o había sido alterado o falsificado.

Pero al mismo tiempo, el Heartland Institute se disculpó públicamente ante sus donantes pidiéndoles perdón por el hecho de que sus nombres hayan sido puestos al descubierto, lo que ha sido interpretado por los medios de EEUU como un reconocimiento implícito de la validez del documento, que incluye también muchos detalles de las actividades del think tank, como salarios, fichajes de plantillas y planes para obtener más dinero.

Links de los documentos filtrados:

http://www.desmogblog.com/heartland-insider-exposes-institute-s-budget-and-strategy
www.desmogblog.com/sites/beta.desmogblog.com/files/%281-15-2012%29%202012%20Fundraising%20Plan.pdf

Fuente: Diario El Mundo, http://tecnocapsulas.com, The Guardian, The Huffington Post, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here