126 views 1 comment

La energía eléctrica que vendrá del espacio

by on 20 Noviembre, 2011
 

La instalación de centrales de energía solar en la órbita terrestre será técnicamente viable en 10 y 20 años, según un informe preparado para la Academia Internacional de Astronáutica.

La idea no es nueva y consiste en instalar en el espacio centrales solares, con el objetivo de recoger la energía del Sol para transmitirla de forma inalámbrica a cualquier lugar del mundo, como una solución al posible déficit de energía en nuestro planeta.

Un reto necesario

El informe no contiene información sobre los gastos que supondrá llevar a cabo esta idea, pero sin duda se trata de varios miles de millones de dólares para desarrollar un sistema capaz de transportar a la órbita cargas de baterías solares, además de los gastos del desarrollo y producción de paneles solares y la instalación de la complicada estructura de recepción y distribución de la energía.

La idea supone colocar en la órbita geoestacionaria por encima del Ecuador de la Tierra varios satélites con paneles solares, cuya superficie total sumará varios kilómetros cuadrados. Según un proyecto presentado en verano de 2010 por la Agencia Espacial Japonesa, la JAXA, y sus asociados industriales, Mitsubishi y H-H, esta gigantesca nave por encima del Ecuador portará 4.000 metros cuadrados de paneles solares, es decir una vela 1.600 veces mayor que la Estación Espacial Internacional (EEI).


Más energía

La energía del Sol recogida por estos paneles será transmitida a la Tierra vía microondas electromagnéticas o por láser. Una de las ventajas de las centrales espaciales frente a las terrestres es su posibilidad de captar energía durante todo el día, ya que la sombra de la Tierra no los ocultará.

Además se sabe que el Sol emite una energía 7.700 veces mayor de la que necesita la humanidad. El potencial de ese yacimiento es siete veces mayor en el espacio: 1.371 wattios por metro cuadrado frente a sólo 200 en la Tierra, porque en el espacio la luz del Sol no está filtrada por la atmósfera y las nubes.

Fuente: RT, Agencias

Be the first to comment!
 
Leave a reply »

 

Leave a Response