El 2017 fue el año más seco para Italia en los últimos dos siglos, indica un estudio publicado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Según ese ente, la anomalía pluviométrica de este año será recordada por la fuerte sequía que la caracterizó, con un nivel de precipitaciones 30% inferior a la media del periodo 1971-2000, lo que hace de 2017 el calendario más seco desde 1800.

Desde diciembre de 2016, cuando comenzó el año meteorológico 2017 el cual se extendió hasta noviembre, en todos los meses, excepto ese, además de enero y septiembre, hubo registros negativos de lluvia. Incluso los especialistas comparan la situación actual con 1945 cuando en nueve de los 12 meses las precipitaciones estuvieron por debajo del promedio, con un déficit de 29%.

Índices negativos

Agosto y octubre, con índices negativos de 82 y 79%, respectivamente, fueron los meses más secos del año, seguido por diciembre con 58, marzo, 56, junio, 53 y mayo, 50% por debajo de la media; en tanto por encima del promedio estuvieron enero con 23, septiembre, 27 y noviembre con 10%.

Además, según el Consejo, 2017 fue 1,3 grados centígrados más caluroso que la media del periodo de referencia 1971-2000 y clasificó como el cuarto con temperaturas más altas desde 1800, al igual que 2001, 2007 y 2016.

Lo superó 2003, cuando los termómetros registraron un alza de 1,36 grados; 2014, con 1,38 grados, en tanto 2015 mantiene la supremacía como el más caluroso con un 1,43 grados por encima del promedio.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here