La Aduana de Indonesia decidió devolver 49 contenedores con desechos tóxicos a sus países de origen en Europa y Norteamérica por violar las normas de importación. Los residuos provenían de países desarrollados, como Estados Unidos, que envían su basura al suroeste asiático para ser reciclada, pero muchas veces incluyen materiales imposibles de procesar y con alto contenido contaminante.

El Ministerio de Medio Ambiente y Bosques informó que ya devolvió a Estados Unidos cinco contenedores con un contenido diferente al declarado, por lo que revisarían otros 65 cargamentos. Susila Brata, jefa de la Aduana de Indonesia, declaró al diario The Jakarta Posto que tras el análisis detectaron que casi medio centenar de contenedores contenían desechos tóxicos y peligrosos.

Violación de las reglas establecidas

‘Nuestro siguiente paso es enviar cartas de aviso a los importadores para que reexporten esa carga de vuelta a los países desde donde partieron, ya que se comprobó que violan las reglas’, afirmó la funcionaria. De esta forma Indonesia se suma a otras naciones del sudeste asiático que rechazan convertirse en basureros de los países occidentales.

Malasia y Filipinas han respondido de manera similar ante la avanlancha de desechos que inundan sus puertos y muchas veces, al no ser procesados adecuadamente, terminan en el mar. El pasado fin de semana líderes de países del G20 acordaron un conjunto de medidas para reducir la fuga de basura plástica a los océanos a cero para el 2050.

Sin embargo, activistas lamentan que esas acciones no van al corazón del problema que es la producción masiva de plásticos de un solo uso.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.