Los altos niveles de polución del aire que ahogan Nueva Delhi desde hace una semana llevaron este lunes al Gobierno de la capital más contaminada del mundo a pedir a la población que no salga de sus casas salvo por fuerza mayor.

Como parte de un paquete de medidas de “emergencia”, las autoridades locales han prohibido cualquier actividad de construcción y demolición durante los próximos cinco días y han ordenado el cierre de colegios hasta este miércoles.

 photo indiagobiernolepidealapoblacionpolucion.jpg

Contaminación festiva

Arvind Kejriwal, jefe del Ejecutivo delhí, culpa principalmente a la quema de residuos agrícolas en los vecinos estados del Punyab y Haryana, a pesar de que la calidad del aire se desplomó tras la explosión masiva de petardos y fuegos artificiales por la festividad hindú de Diwali la semana pasada.

Al frente de una ciudad convertida en una “cámara de gas”, el dirigente ha ordenado a las corporaciones municipales que contengan los incendios en vertederos, mientras analiza la posible utilización de lluvia artificial. También baraja volver a implantar las medidas de restricción de vehículos vigentes temporalmente a principios de año, cuando se designaron días de circulación alternos para las matrículas pares e impares.

En Punjabi Bagh, en el oeste de la urbe, la concentración de partículas PM10 (menores de 10 micrones) se situó este mediodía en 1.394 y la de PM2,5 (inferiores a 2,5 micrones) en 792, lo que supone un exceso del 1.160 % y 1.210 %, respectivamente.

 photo indiagobiernolepidealapoblacionpolucion2.jpg

Niveles históricos

De acuerdo con el Consejo Central para el Control de la Polución, la media de las últimas 24 horas fue de 786 en el caso de las partículas PM2,5, frente a las 25 recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para el organismo, el aire con concentración de partículas por encima de 300 por metro cúbico es “tóxico”.

Las desorbitados cifras se traducen a la vista en una densa niebla que se cierne sobre la ciudad y que limita la visibilidad a un kilómetro de media y a tan sólo 600 metros en el aeropuerto internacional, indicó el director del Centro Meteorológico Regional, Rajendra Vishen. Según sus predicciones, la situación en la urbe comenzará a mejorar en los próximos cuatro días.

Mientras medios locales estiman que Nueva Delhi sufre su peor oleada de polución de las últimas dos décadas, el vecino J. Nanu asegura no haber visto nada parecido en los más de 40 años que lleva viviendo en la ciudad. El hombre afirma que, de hecho, utiliza mascarilla desde que hace cuatro décadas se mudó a la urbe, de por sí considerada por la OMS como la capital más contaminada del mundo. Con unos 17 millones de habitantes, Delhi es una de las ciudades más pobladas del mundo y capital de un país que concentra, según la OMS, trece de las 20 urbes más contaminadas del planeta.

Fuente: http://www.heraldo.es, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here