Lluvias, erupción volcánica y hasta un sismo llevaron a declarar la alerta naranja (peligro moderado) en Guatemala por parte de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, el movimiento fue de magnitud 4.1 en la escala de Richter con epicentro en el departamento oriental de Quiché y se sintió también en Alta Verapaz, donde lluvias intensas desde el pasado lunes complican más el panorama en esa zona.

Entrada de frente frío

La Conred informó que hasta el momento no se reportan daños, en tanto los cuerpos de socorro verifican las áreas afectadas. La entrada de un frente frío, días atrás, trajo intensas lluvias también para el departamento de Izabal, que permanece aún bajo el agua y con zonas de cultivos totalmente arrasadas.

El crecimiento de varios ríos, entre ellos el Chixoy, ha causado inundaciones y deslaves similares a la época lluviosa, cuando es normal la ocurrencia de este tipo de daños. Imágenes impactantes, con personas con el agua casi en las rodillas y comunidades incomunicadas, muestran este viernes un panorama desolador para cientos de familias, que se trasladan en canoas improvisadas, reportó el canal de noticias TN23.

En Quiché, continúa la búsqueda de una niña y un hombre que trató de auxiliarla cuando vio que la intensa corriente del rio Xetai la arrastraba. Allí las personas arriesgan su vida al cruzar el río sujetos por una soga. Las pérdidas en la agricultura se concentran en los cultivos de maíz, frijol y manzana, principalmente sembradíos cercanos a la frontera con México.

Carreteras colapsadas

Declaraciones de vecinos confirmaron que en el lugar conocido como Ingenieros, cerca de la frontera con México, el paso está intransitable por la cantidad de lodo. Por otra parte, autoridades de Izabal activaron la alerta roja debido a los daños en Puerto Barios, Morales y El Estor.

La emergencia se extendió hacia las comunidades el Quetzalito, Media Luna, Las Vegas, Quineles, Jimeritos y Cacao Frontera, en la parte baja del río Motagua, las cuales permanecen inundadas. Vecinos reportaron el colapso de puentes en otras siete comunidades del área limítrofe con Honduras.

Al menos 20 poblados de los Amates tienen complicado el paso hacia el centro del municipio a consecuencia de la crecida de los ríos Jubuco, Natalia y Motagua, donde carreteras y pastizales están bajo agua. En el Estor se espera la evaluación de los técnicos del Ministerio de Agricultura, debido a que las corrientes del río Polochic han ocasionado grandes pérdidas en cultivos.

Similar panorama se observa en el departamento de Huehuetenango, con cientos de viviendas inundadas en San Mateo Ixtatan. Por suerte, el volcán de Fuego dejó la semana pasada de lanzar columnas de humo y cenizas, pues a la complicada situación meteorológica se sumó la primera erupción del coloso este año.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here