El Parlamento de Francia aprobó una ley que reconoce a los animales como seres vivos y sensibles. Anteriormente eran considerados sólo una propiedad, bajo un código civil que se remonta a la época napoleónica.

 photo oveja.jpg

Choque con intereses económicos

La legislación fue adoptada después de una campaña masiva de bienestar animal y un prolongado debate.

A la ley se opuso el partido de la oposición Unión para un Movimiento Popular, UMP, que hizo un poderoso lobby en el sector agrícola diciendo que su aprobación podría imponer demasiadas restricciones a la cría de ganado.

Fuente: BBC Mundo, Agencias